Martes, 2 Abril, 2013 - 09:16

Partidazo: El Barça choca con París Saint-Germain por los cuartos de final de Champions

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Dos clubes que son candidatos al título y que a partir de las 15:45, con la televisación de ESPN, buscarán el triunfo en un juego que tiene a dos figuras destacadas: Lionel Messi en el elenco catalán y Zlatan Ibrahimovic en el equipo galo.
El Barcelona, en el posible regreso al banquillo de su entrenador Tito Vilanova, afronta como favorito el partido de ida en suelo francés.
El objetivo para los catalanes está claro: evitar un desastre como el vivido en la ida de octavos ante el Milan, donde perdieron por 2-0, un resultado que obligó después a una gran remontada en el Camp Nou (4-0).
En el banquillo del equipo podría estar por fin Tito Vilanova, que la pasada semana regresó a Barcelona tras dos meses tratando en Nueva York su cáncer de la glándula parótida y que viajó este lunes a París.
El club apuntó que no está decidida su presencia en el banquillo durante el partido o si volverá a repetir Jordi Roura, su segundo.
En la convocatoria fue incluido el francés Eric Abidal, que en abril de 2012 fue sometido a un trasplante de hígado y que no juega desde febrero del pasado año, con lo que podría ser el otro gran protagonista.
Xavi Hernández y Jordi Alba, que regresaron lesionados de su reciente convocatoria con la selección española, están recuperados y viajaron también a la capital francesa, para un encuentro de máxima importancia para el Barça, que se ha propuesto reconquistar la Champions.
"El París Saint-Germain es un equipo muy completo, con mucha calidad en todos los puestos", señaló Jordi Alba poco después del sorteo de hace dos semanas.
Entre las principales ausencias azulgranas, Carles Puyol y el brasileño Adriano, que continúan lesionados, y Pedro Rodríguez, también con problemas físicos, aunque de todas formas iba a ser baja por sanción en este encuentro en Francia.
En la Liga española, con 13 puntos de ventaja sobre el segundo (Real Madrid), parece todo más que decidido y es la Liga de Campeones donde el Barcelona tiene el reto más apasionante, en busca de estar en la final de mayo en Wembley y poder conquistar allí, en su estadio-talismán, el quinto título en la máxima competición europea.
En su eliminatoria de cuartos tiene enfrente al París Saint-Germain, líder de la liga francesa que también parece ir con paso firme hacia su título nacional.
Estará finalmente en este partido de ida el sueco Zlatan Ibrahimovic, máximo goleador de la liga francesa (25 tantos) y exjugador del Barça en la campaña 2009-2010, que tenía en principio que cumplir un partido de suspensión, pero que la pasada semana recibió la autorización de la UEFA para jugar este martes.
El argentino Ezequiel Lavezzi es por ahora, eso sí, el principal goleador del equipo francés en esta competición, con cinco tantos. También estará en este duelo y coincidirá con su compañero de la albiceleste Lionel Messi, el arma ofensiva del Barça, que lleva 7 en esta Champions y 43 en la Liga española.
En la actual Liga de Campeones, el equipo de Carlo Ancelotti ha respondido a buen nivel y lideró su grupo de la primera fase, por delante del Oporto portugués, antes de deshacerse en los octavos del Valencia español.
"Tenemos nuestras opciones. El Barça es un equipo muy peligroso, muy fuerte, pero este partidos nos motiva. Tenemos posibilidades, no hay nadie invencible", declaró el técnico italiano.
Hacía 18 años que el club no disputaba unos cuartos de final de la Liga de Campeones, desde 1995, cuando consiguió su mejor resultado histórico (semifinales), en una edición donde eliminó al Barcelona, precisamente en los cuartos de final.
Los catalanes se cobraron la revancha dos años más tarde, en la final de la extinta Recopa de Europa, con un 1-0 en Rotterdam con tanto de Ronaldo.
Desde entonces no han vuelto a cruzarse en partido oficial, aunque el precedente más directo es de esta misma temporada, en un amistoso en agosto en el Parque de los Príncipes, donde empataron 2-2, aunque el Barça se impuso 4-1 en los penales y se llevó el trofeo Villa de París.
Fuente: 
NA