Lunes, 1 Abril, 2013 - 16:48

Presidenciales en noviembre
Bachelet de campaña; promete poner fin a lucro en educación chilena

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La ex presidente inició este lunes sus actividades para volver a ocupar el cargo.
La exmandataria socialista
Michelle Bachelet prometió este lunes que el primer proyecto que
presentará, en caso de ganar las elecciones presidenciales
chilenas de noviembre, será una ley que termine con el lucro en la
educación, el motivo central de masivas protestas estudiantiles en
los últimos años.



Tras retornar el miércoles a Chile y anunciar su disposición a

ser candidata, Bachelet inició este lunes sus actividades de
campaña con un encuentro con vecinos de la comuna de Conchalí, en
el norte de Santiago, donde anunció que la educación sería el
centro de sus primeros días de un eventual segundo mandato.


"El primer proyecto que voy a enviar al Congreso es un proyecto

para poner fin al lucro y avanzar en la gratuidad de la educación
en todos sus niveles", afirmó Bachelet, que gobernó Chile entre
2006 y 2010 y hoy es favorita para adjudicarse la elección del
próximo 17 de noviembre.



El fin al lucro en la educación, prohibido por ley pero burlado

por medio de una serie de resquicios, junto a una educación
pública gratuita y de calidad, son el centro de las demandas
estudiantiles que estallaron en Chile en 2011.



El jueves, un día después del arribo de Bachelet a Chile luego

de permanecer los últimos tres años a cargo de la oficina
ONU-Mujer, unos 20.000 estudiantes marcharon por Santiago en
demanda de una profunda reforma educacional que acabe con el lucro
y fortalezca la alicaída educación pública.



"No podemos seguir con ajustes o reformas pequeñas", señaló

Bachelet este lunes, en alusión a las propuestas implementadas por
el gobierno del derechista Sebastián Piñera para hacer frente a
las demandas estudiantiles, que han incluido una reducción en los
intereses de los créditos universitarios y un mayor número de
becas, pero no la gratuidad.



"Para hacer realidad esta reforma educacional, como otras

reformas, no basta con la voluntad del gobierno. Se requiere de
una amplia mayoría parlamentaria para poder realmente propiciar
estos cambios que son indispensables en nuestro país", añadió la
exmandataria socialista.



Antes de los conflictos que se reanudaron en 2011, los

secundarios habían mantenido en jaque a Bachelet en 2006 y
provocaron la salida del entonces ministro de Educación, al exigir
la abolición de una ley que traspasó a los municipios la
administración de las escuelas públicas y que estudiantes y
profesores consideran debilitó la calidad de la enseñanza pública.



Producto de las reformas liberales impuestas por la dictadura

de Augusto Pinochet (1973-1990), el sistema educativo chileno es
considerado uno de los más segregados del planeta.



Hoy, cada vez menos escolares asisten a colegios públicos

gratuitos. La mayoría va a escuelas privadas en las que las
mensualidades se pagan de forma compartida entre los padres y el
Estado, y en que los sostenedores o dueños reciben suculentas
ganancias.



A nivel universitario, donde dominan los centros privados, no

existe la gratuidad ni siquiera en los estatales, que en la
práctica funcionan como entes privados, al tener un muy bajo
aporte público.

Fuente: 
Agencia AFP - NA