Lunes, 1 Abril, 2013 - 09:49

Pronóstico reservado
La Corte de Apelaciones de EEUU define sobre la oferta argentina

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Estiman que se resolverá en dos meses. Analistas consideran que el plan de pagos es el mejor posible.
Con la oferta de pago a los holdouts sobre la mesa, idéntica a la del canje de 2010, la Corte de Apelaciones del Segundo Distrito de Nueva York tiene ahora en sus manos el futuro de la deuda argentina.
Se estima que emitirá una resolución en no más de sesenta días, lo que da tiempo al país para prepararse ante una eventual sentencia negativa y elaborar un plan para reencauzar los pagos.


A pedido del tribunal, la Argentina presentó el viernes a última hora la oferta al fondo NML Capital, del magnate Paul Singer. Se trata de la misma propuesta que efectuó el país en 2010, al reabrir el canje de deuda.
En la lógica argentina, el ?pari passu? o tratamiento igualitario que reclamó el fondo litigante y que convalidó la justicia estadounidense no implica que los holdouts cobren en efectivo el 100% de su deuda (u$s 1.330 millones), como resolvió el juez de primera instancia Thomas Griesa, sino tratarlos de igual manera que a quienes aceptaron el canje.

La oferta de la Argentina a los fondos buitre implica la elección entre dos opciones.
La primera, un bono Par con vencimiento en 2038, sin quita de capital, junto al cupón PBI y el pago en efectivo de los intereses devengados entre 2003 y 2013. La segunda, un título Discount, con quita del 66,7%, en tándem con un bono Global 2017 por los intereses caídos y el cupón PBI.


?La Argentina está preparada para pagar lo mismo que está pagando actualmente, no más, dijo Jonathan Blackman, el abogado que representó a la Argentina durante la audiencia del 27 de febrero, en la que el tribunal de segunda instancia escuchó al país y a los fondos buitre.


La propuesta fue interpretada por algunos analistas como la mejor posible, pero otros sostuvieron que no convencerá a la Corte de Apelaciones.

Para el titular de la consultora Econviews y ex subsecretario de Finanzas Miguel Kiguel, la propuesta ?ratifica que ese es el criterio del pari passu, pero ?los holdouts no la aceptarán.
Y añadió: Veremos que dice la Cámara. Distintos reportes financieros de consultoras de Estados Unidos consideraron que la oferta tiene gusto a poco.


De todos modos, ningún experto se atreve a predecir qué resolverá el tribunal. La Corte de Apelaciones dio señales mixtas. El 26 de octubre último falló a favor de los fondos buitre, que reclamaban la aplicación de las cláusulas de tratamiento igualitario de sus bonos en default. Luego, Griesa obligó al país a pagar el 100% de la sentencia y al Bank of New York (BoNY), el agente fiduciario del país, a destinar parte de los pagos de deuda regularizados a cumplir ese fallo si Argentina no lo acataba.


La Cámara dejó en suspenso esa resolución. Pero en la audiencia del 27 de febrero fue particularmente duro con el país. La jueza Reena Raggi encabezó la avanzada, preguntándole al abogado de Argentina si iban a acatar un fallo contrario. Esta corte no está para interpretar los contratos, sino para hacerlos cumplir, dijo.
Luego preguntó si el país pagaba comisiones al BoNY. La respuesta afirmativa dejó entrever que banco actúa como agente de pagos de la Argentina, algo que el Gobierno negaba. La Corte debe definir si los pagos realizados a través del BoNY son embargables.


Pero al día siguiente, cuando todavía quedaba sabor amargo, dio un mes de plazo al Gobierno para presentar una oferta concreta. Según el Gobierno, los jueces Rosemary Pooler y Barrington Parker serían más permeables. De todos modos, el tribunal negó la semana pasada la opción de revisión en banc (un plenario de 13 jueces) de su sentencia de octubre.


Ante un fallo negativo que mantenga la sentencia de Griesa, el Gobierno deberá rerutear los pagos para cumplir con el resto de los acreedores. Y apostar a que la Corte Suprema estadounidense acepte el caso y revise la sentencia.
Fuente: 
ElCronista