Domingo, 31 Marzo, 2013 - 17:10

Panorama
La Cámpora ocupa espacios en el Gobierno y muestra una interna en el Ejecutivo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Entra el camporista Norberto Berner como secretario de Comunicaciones, sale Carlos Salas, un hombre de De Vido.
La llegada del dirigente de La Cámpora Norberto Berner al cargo de secretario de Comunicaciones confirma el avance de la agrupación liderada por Máximo Kirchner,hijo de la presidenta Cristina Fernández, en puestos clave de la administración pública nacional y, a la vez, desvela una interna en el seno del Poder Ejecutivo.
Berner, extitular de la Inspección General de Justicia y exdirector por el Estado en Telecom, asume como secretario tras la renuncia de Carlos Lisandro Salas, un hombre del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.
La novedad fue comunicada el miércoles a través del Boletín Oficial, aunque más allá de los decretos en tal sentido, que fueron firmados por la Presidenta, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y el propio De Vido, no se informaron los motivos de la renuncia de Salas.
Fuentes oficiales atribuyeron el recambio a que Salas "estaba cansado y ya habíacumplido un ciclo", pero también señalaron un "impulso especial" del diputado camporista Eduardo "Wado" de Pedro, que cuenta con el apoyo del secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini.
Indicaron además que De Vido, de todas maneras, tiene ahora una tarea central para el Gobierno, que es la de comprometer a intendentes de todo el país a traccionar votos para el oficialismo en octubre, en simultáneo al avance del plan de obras "Más Cerca: Más Municipio, Mejor País, Más Patria".
Pero lo cierto es que La Cámpora extiende su presencia en el entramado de la gestión nacional, donde ya ocupaba lugares importantes en los ministerios de Economía y de Justicia, Aerolíneas Argentinas, la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) y los directorios de la Televisión Pública y la agencia oficial de noticias Télam, entre otras áreas.
Esta avanzada genera, sin embargo, cuestionamientos en el arco opositor: la diputada Alcira Argumedo (Proyecto Sur) dijo que la designación del camporista Berner "es la profundización de la tendencia a un control creciente del campo de las comunicaciones"por parte del Gobierno.
"Muchos de ellos (militantes de agrupaciones kirchneristas) son bastante improvisados y a la hora de ocupar espacios de poder se jerarquiza la lealtad por sobre la capacidad y entendimiento del tema", dijo Argumedo, socióloga e integrante de la Comisión de Comunicaciones e Informática de la Cámara baja.
Un área en la que el desembarco de La Cámpora se observa con mayor notoriedad es la Anses, el organismo que administra el sistema jubilatorio argentino: desde 2003 duplicó sus oficinas (hoy tiene 400) y gran parte de las gerencias la ocupan militantes de esa agrupación.
Parte de ellos usan esos puestos para "saltar" luego a los Ejecutivos locales, provinciales o nacionales, o al Poder Legislativo. En Tucumán, por ejemplo, Marcelo Santillán integraba la mesa de conducción de la delegación local de la Anses y hoy ocupa unabanca en la Cámara de Diputados de la Nación.
Para ello, Santillán ocupó un lugar con posibilidades en la lista de candidatos para los comicios de 2011, por un pedido especial de la Presidenta al gobernador, José Alperovich, el armador tradicional de las nóminas desde 2003.
Fuente: 
NA