Sábado, 30 Marzo, 2013 - 16:13

Día de reflexión por que Jesús está sepultado
Esta noche se celebrará la Vigilia Pascual en todas las iglesias

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Bendecirán el fuego nuevo y el cirio pascual.
La Vigilia Pascual se celebrará
esta noche de Sábado Santo católico en todas las iglesias de las
arquidiócesis y diócesis del país donde se vive un fervor
renovado de los fieles motivado por la elección de un Papa
argentino, Francisco, el ex cardenal primado de la Argentina,
monseñor Jorge Bergoglio.

El administrador arquidiocesano, monseñor Joaquín Sucunza,
presidirá, a las 21:00, en la catedral metropolitana la "solemne
Vigilia Pascual" en la que bendecirá el fuego nuevo y el cirio
pascual.
El Sábado Santo es un día hasta la noche de
reflexión y silencio porque Jesús está sepultado, según la
liturgia católica.
Era costumbre, durante los primeros siglos de la Iglesia,
bautizar por la noche del Sábado Santo, a los que querían ser
cristianos.
También, ese día los que hacían penitencia pública por sus
faltas y pecados eran admitidos como miembros de la asamblea y
actualmente, la Vigilia Pascual conserva ese sentido y
permite "renovar nuestras promesas bautismales y acercarse a la
Iglesia con un espíritu renovado", según Teresa Fernández, una
especialista en temas católicos.
Al iniciar la celebración, el sacerdote apaga todas las luces
de la Iglesia, enciende un fuego nuevo, con el que prende el
cirio pascual, que representa a Jesús.
Sobre el cirio, está marcado el año y las letras
griegas "Alfa" y "Omega", que significan que Jesús es
el principio y el fin del tiempo y que este año le pertenece.
El sacerdote lleva a cabo la bendición del fuego, luego de
la procesión, en la que se van encendiendo las velas y las luces
de la Iglesia, el sacerdote canta el Pregón Pascual, un poema muy
antiguo, escrito alrededor del año 300.
Luego continúa la Palabra de Dios: Se acostumbra leer siete
lecturas, que empiezan con la Creación hasta llegar a la
Resurrección de Jesucristo.
Una las lecturas más importantes es la del libro del Éxodo,
en la que se relata el paso por el Mar Rojo, cómo Dios salvó a
los israelitas de las tropas egipcias que los perseguían ya que
el sentido cristiano es que "esta noche Dios salva por Jesús".

Finalmente tiene lugar la liturgia bautismal, que invita
a renovar las promesas y compromisos bautismales: renunciar
a Satanás, a sus seducciones y a sus obras y también, de
confirmar la entrega a Jesucristo.
La agencia católica informativa Aica informó que en el Año de
la Fe, los fieles podrán ganar una indulgencia plenaria en las
misas crismales y las celebraciones eucarísticas de la Vigilia
Pascual y del Domingo de Pascua de Resurrección, según haya
oportunamente establecido el obispo diocesano.
Por indulgencia plenaria se entiende la remisión del pecado, de
tal modo que no es necesaria ninguna otra expiación en el
Purgatorio.
Fuente Agencia NA.