Lunes, 25 Marzo, 2013 - 21:19

Ventas uruguayas al exterior
Uruguay fortalece vínculo comercial con Brasil, ante deterioro con Argentina

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Ambos países buscan profundizar la relación con la creación de una comisión bilateral.
Ante el deterioro del
comercio con Argentina, Uruguay fortaleció su relación con Brasil
con la firma de un acuerdo de complementación económica, en una
estrategia que implica también profundizar los intercambios con
países externos al Mercosur, bloque que el gobierno ve estancado.



El protocolo firmado con Brasil, que fue difundido el lunes,

busca profundizar la relación con la creación de una comisión
bilateral.



"El acuerdo político se hizo el año pasado, lo que se cierra

ahora es el acuerdo técnico", explicó a la AFP el viceministro de
Relaciones Exteriores, Roberto Conde.



Su cometido -indicó- es el "desarrollo del comercio, la

complementación productiva y canalizar inversiones" con el
principal destino de las ventas uruguayas al exterior, que en 2012
sumó 1.746 millones de dólares.



El acuerdo se concreta en un momento en el que la relación

económico-comercial de Uruguay con la también vecina Argentina
pasa por "el peor momento" en "mucho tiempo", admitió la semana
pasada el vicepresidente, Danilo Astori.



Argentina ha adoptado un enfoque de política económica "muy

proteccionista en cuanto a sus relaciones internacionales, cosa
que nos afecta, muy intervencionista y excesivamente regulatorio",
aseguró al diario El País.


Sus declaraciones tuvieron lugar poco después que el gobierno
argentino anunciara el incremento de la presión tributaria sobre
sus ciudadanos que viajen al extranjero, que se sumaron a las
restricciones a la compra de dólares o al ingreso de productos
importados, todas medidas que han afectado a Uruguay.



El 70% de los turistas en Uruguay provienen de Argentina,

mientras que las ventas a ese país -tercer destino de las
exportaciones- cayeron 14,7% en 2012 en relación al año anterior,
sumando 501 millones de dólares.


Políticamente "estamos trabajando juntos con Argentina", dijo
Conde, pero "la parte de comercio está mal, se complicó por la
situación de ellos. Ellos están en una situación de emergencia y
mientras no salgan de la situación de emergencia no va a haber
cambios relevantes".



El propio presidente José Mujica admitió recientemente que "el

Mercosur ha quedado muy estancado, con crecientes dificultades de
comerciar entre sus socios, y más que hacer un mercado común,
apenas en los hechos es una mala unión aduanera".



Aunque con Brasil hay "voluntad bilateral" para avanzar, "en el

todo Mercosur tenemos dificultad de carácter paquidérmico para
poder avanzar. Y en lugar de aumentar la fluidez de nuestro
intercambio, lo que aumenta son los obstáculos", sentenció el
mandatario.



Uruguay, con 3,2 millones de habitantes, integra desde 1991 el

Mercosur junto a los gigantes Argentina y Brasil, el suspendido
Paraguay, y la recientemente incorporada Venezuela.



NUEVOS HORIZONTES


En ese contexto, el gobierno uruguayo apunta sus baterías a

acuerdos con países externos al bloque, entre los cuales la
alianza del Pacífico (México, Colombia, Ecuador, Perú y Chile),
bloque al que pidió ingresar como observador, o la incorporación
también como observador al Sistema de la Integración
Centroamericana (SICA).



Además, el domingo solicitó sumarse al sistema monetario Sucre,

unidad contable de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de
Nuestra América (ALBA), para operaciones comerciales.



"La solicitud de adhesión al Sucre es continuar rompiendo los

moldes de la integración, que tiene que tener una dimensión cada
vez más latinoamericana", dijo el canciller Luis Almagro en
Caracas.



El gobierno busca así ampliar sus lazos comerciales pese a los

límites que le impone el Mercosur, que le impide firmar acuerdos
individuales de libre comercio con países externos al bloque.



Mujica admitió que Uruguay recibió una propuesta "muy

interesante" para firmar un tratado comercial con Corea del Sur
pero enfrenta el "dilema del Mercosur".



"Uruguay es un país chico y la literatura dice que tiene que

hacer acuerdos comerciales con países más grandes", comentó a la
AFP la economista María Dolores Benavente, presidenta de la
Academia Nacional de Economía del Uruguay.



El país "perdió la oportunidad de haber firmado un TLC con EEUU

en 2006 y quedó empantanado en relaciones con los vecinos",
sostuvo.



"Dentro de esos vecinos, el que tiene más ortodoxia en su

política económica y el más serio en la palabra empeñada es
Brasil", aseguró, considerando que el acuerdo con Brasil "es un
paso estratégico que debe dar".


Para Benavente, la estrategia uruguaya es "una buena decisión".



Enfatizó además que más allá del incremento en el intercambio

de bienes, los acuerdos comerciales se tienen que analizar además
por "las inversiones que pueden traer" y porque cambian la
mentalidad del país.



"A un país como Uruguay, con una cabeza conservadora, le viene

muy bien porque entre otras cosas cambia la mentalidad de la
gente", concluyó.

Fuente Agencia NA.