Domingo, 24 Marzo, 2013 - 20:58

Movilización a Plaza de Mayo
Agrupaciones kirchneristas y de izquierda
Con distintos reclamos, y un fuerte pedido de justicia y castigo se recordó a los desaparecidos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Organizaciones de DDHH junto a militantes oficialistas, recordaron el inicio de la última dictadura.
Por el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia,
los manifestantes de los dos sectores convivieron en Plaza de
Mayo, donde primero realizaron su acto los espacios kirchneristas,
dando lugar luego a los partidos de izquierda.



En el primer turno estuvieron Abuelas de Plaza de Mayo, Madres

Línea Fundadora, H.I.J.O.S, La Cámpora, Kolina, Nuevo Encuentro,
Miles, el Movimiento Evita, la JP, Peronismo Militante, entre
otras agrupaciones oficialistas.



El reclamo de los sectores cercanos a la Casa Rosada estuvo

centrado en la "democratización de la corporación judicial" y en
el inicio de investigaciones sobre las responsabilidades de
"civiles" durante la última dictadura.



En tanto, los partidos de izquierda apuntaron contra el

Gobierno por la ley antiterrorista, el Proyecto X y por "realizar
un pacto con la Iglesia, que es cómplice de la dictadura militar".



La titular de Abuelas, Estela de Carlotto, fue la principal

oradora del primer acto y tras pedir por la aparición de Silvia
Suppo y Julio López, reclamó que la Justicia empiece "a reconocer
la parte civil" que actuó durante la última dictadura.



Ante decenas de miles de personas, Carlotto apuntó a empresas,

asociaciones y medios de comunicación: "Mercedes Benz, Fiat, la
Veloz del Norte, Techint, Macri, Citibank, La Nación, Clarín,
Ledesma, la Sociedad Rural Argentina, Loma Negra y tantas otras
empresas", remarcó.



Durante el acto también las agrupaciones kirchneristas

expresaron su "preocupación por la falta de avances en los
crímenes de la Triple A", al tiempo que consideraron que "es
urgente democratizar la justicia".


"A la justicia le falta pisar la calle, caminar la realidad",

remarcaron.



Estuvieron en la Plaza el secretario de Comercio Interior,

Guillermo Moreno, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y los
diputados nacionales del FpV, Agustín Rossi y Eduardo De Pedro,
entre otros.



Al finalizar el acto, el diputado oficialista y nieto

recuperado, Horacio Pietragalla, pidió a los manifestantes:
"Empecemos a desconcentrar porque le tenemos que dejar la plaza a
la otra marcha, por favor, compañeros".



En las inmediaciones de la plaza aguardaban los convocados por

el espacio Encuentro, Memoria, Verdad y Justicia (EMVyJ), el
Partido Obrero, el MST y la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos.



El referente del PO, Jorge Altamira, señaló que en la

manifestación de la izquierda hubo "claridad y se mantuvo viva la
memoria, la concepción y la caracterización del golpe militar".



Según dijo, la convocatoria oficialista "medra en la confusión

porque el Gobierno que apoyan ya no tienen más un discurso
coherente sobre el tema derechos humanos desde el momento
que ha pasado a un pacto con la Iglesia argentina que ha jugado un
rol absolutamente decisivo en el golpe".


En la semana, el espacio Encuentro, Memoria, Verdad y Justicia

había denunciado que el acto del que participaron las agrupaciones
oficialistas era parte de una "maniobra" para evitar la
realización del acto de la izquierda en la Plaza de Mayo.



Incluso, había responsabilizado directamente al Gobierno por

eventuales incidentes.


Mas allá de las rivalidades y la semana previa de tensión, las

dos marchas lograron convivir, pese a que se registraron algunos
momentos de tensión, pero sin enfrentamientos.