Domingo, 24 Marzo, 2013 - 17:54

A 37 años: Democracia o Corporación Judicial

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La referente de la Corriente Nacional La Güemes reflexionó sobre la dictadura a 37 años del golpe.
"Defendamos con fe, con capacidad de amar, que no nos llenen el espíritu de odio porque no lo tenemos, pero tampoco queremos la impunidad. Queremos que haya justicia, queremos que realmente haya una recuperación fortísima de la memoria y que en esta Argentina se vuelvan a recordar, recuperar y tomar como ejemplo a aquellos que son capaces de dar todo por los valores que tienen y una generación en la Argentina que fue capaz de hacer eso, que ha dejado un ejemplo, que ha dejado un sendero, su vida, sus madres, que ha dejado sus abuelas y que ha dejado sus hijos. Hoy están presentes en las manos de ustedes". NCK, Creación del Museo de la Memoria.
Los compañeros y compañeras, asesinados y desaparecidos en el último golpe militar por defender una patria justa, libre y soberana, reivindicaron las banderas históricas del Pueblo Argentino de igualdad. Salieron a las calles a velar por los derechos políticos y laborales conseguidos con el peronismo y otras fuerzas nacionales y populares, de un pueblo hasta entonces marginado en un modelo económico y político que beneficiaba sólo a una minoría de la sociedad argentina.
La dictadura cívico militar de 1976, con el terrorismo de Estado como herramienta, allanó las bases sociales para reimplementar un modelo económico excluyente, capaz de concentrar los recursos de todo un país en pocas manos. A punta de fusil y políticas económicas neoliberales se abrió la economía y se destruyeron de este modo las industrias nacionales junto con el trabajo digno, la inversión en educación y salud. Mientras los organismos internacionales de crédito financiaron los gobiernos de facto, endeudando el futuro de las generaciones posteriores, y comprometiendo la independencia y la soberanía del pueblo argentino.
Como primer mandatario y en medida ejemplar, Néstor Kirchner reabrió los juicios a culpables de delitos de lesa humanidad ocurridos durante la última dictadura militar en nuestro país, decisión política inédita en el mundo. Pidió disculpas en nombre del Estado argentino por la impunidad que indultó a los responsables del terrorismo de Estado, que secuestró y desapareció a más de treinta mil personas durante años. Néstor fue un presidente que desarrolló acciones destinadas a revertir los daños políticos de un pueblo sometido a la exclusión, implementando un modelo socioeconómico que le devolviera al pueblo argentino la dignidad y la soberanía.
Cristina Fernández de Kirchner, desde su rol en la Presidencia de la Nación, enarbola las banderas y profundiza la inclusión, apelando a la solidaridad y la justicia, conduciendo con firmeza nuestro movimiento. Completar un modelo nacional y popular representa concretar una justicia accesible e igualitaria para el pueblo, con una mirada social que abandone prácticas corporativas, arcaicas y elitistas. Con un funcionamiento claro y dinámico que aporte a la soberanía popular, priorice la ampliación de derechos y respete las leyes sin restricciones cautelares.
Como militantes, es nuestro rol defender y fortalecer este modelo de país para que mezquinos intereses corporativos no se continúen filtrando en los poderes del Estado y construir de esta manera una mejor Democracia.
Patria o Corporaciones es la cuestión, una vez mas en la Argentina. Esta vez tiene que ser Patria.
Tenemos proyecto y conducción para lograrlo, y por los 30.000 compañeros desaparecidos, por cada uno de los que dio su vida por una Argentina mejor y por las generaciones por venir no podemos permitirnos la derrota.
Gracias a este Proyecto recuperamos la política como herramienta de transformación, y con ella nuestros derechos, y Unidos y Organizados de la mano de nuestra Presidenta terminaremos esta vez, de forjar definitivamente la Patria que nuestros próceres soñaron y que nos merecemos.
(*) Corriente Nacional La Güemes