Viernes, 22 Marzo, 2013 - 09:12

UNNE
Ciencias Exactas y Agrimensura
Promueven consumo racional de energía en zonas rurales

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Estas facultades pondrán en marcha un proyecto para optimizar el suministro en Corrientes.
A fin de atender problemas habituales por las limitaciones en el suministro energético de las zonas rurales, la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE pondrá en marcha un proyecto para promover el uso racional de la electricidad en distintas zonas de la provincia de Corrientes que cuentan con electrificación rural, a fin de optimizar el suministro.

En los lugares más alejados, la electrificación rural cuenta con el problema de la menor disponibilidad energética, por lo cual es común la falta de tensión necesaria para abastecer el uso de electrodomésticos y otros equipos básicos en las casas rurales, y pequeñas producciones rurales.

Si bien inversiones proyectadas en los tendidos centrales de Alta Tensión mejorarían la provisión de energía en zonas rurales, es una realidad aceptada la acotada disponibilidad energética de los usuarios que viven en áreas rurales.

Reconociendo la problemática, desde la UNNE, y en acuerdo con la Secretaría de Energía de la Provincia de Corrientes, se ejecutará un proyecto para colaborar con los usuarios rurales en un mejor uso de la energía y mejor disponibilidad del suministro.

"La electrificación rural enfrenta el problema de que el consumo presenta grandes fluctuaciones a lo largo del día. Es un problema cuyas soluciones son a largo plazo, lo que hace necesario buscar alternativas que contribuyan con los usuarios" explicó el ingeniero Omar Sosa, director del proyecto que se realizará desde la Cátedra Electrotecnia I de la Facultad de Ciencias Exactas, Naturales y Agrimensura de la UNNE, y que se enmarca en el Programa Universidad en el Medio.

En ese sentido, el proyecto busca hacer conocer a los usuarios rurales distintos procedimientos técnicos, capacitación y consejos de consumo que les permitiría mejorar la tensión energética y aprovechar los momentos de mejor disponibilidad.

Sosa señaló al respecto que "en un marco de crecimiento explosivo de la demanda para tener disponibilidad de energía, el uso racional se torna trascendente pues aporta beneficios en el uso cotidiano que necesitan los lugareños".

Específicamente la asistencia por parte de , docentes, profesionales y alumnos avanzados de la UNNE orientará a los usuarios a identificar los momentos del día en que pueden demandar a la red mayores consumos, e identificar los momentos en que la red tenga disponibilidad para a aquellos artefactos que puedan utilizarse.

También se hará hincapié en que los usuarios puedan diferenciar las calificaciones técnicas de consumo que traen los electrodomésticos y otros equipos, que en Letras y Colores especifican la relación Consumo/Rendimiento. "La idea es adquirir los productos que menos consumen energía.

También se informará sobre consejos de uso adecuado de electrodomésticos y demás equipos a fin de lograr el menor consumo, como ajustar el termostato en invierno y en verano en equipos de acuerdo con la temperatura ambiente; colocar la heladera y freezer en un lugar ventilado, fresco y lo más lejos posible de fuentes de calor, no dejar equipos encendidos; y utilizar equipos usados para labores productivas en días convenientes.


Otros consejos son usar lámparas de bajo consumo que aporta hasta un 80% de ahorro; y evitar el uso de duchas con resistencia eléctrica de calentamiento directo que consumen hasta tres veces que los calefones con resistencia interna al tanque. Además aislar los techos y muros expuestos al sol representa un ahorro de hasta un 30% en el consumo de equipos de ventilación o refrigeración, y aprovechar al máximo la iluminación natural.


Pero además de los consejos para uso racional del suministro y en horarios convenientes, se enfocará además en recomendaciones técnicas de cuidado y mantenimiento de líneas eléctricas, que también repercuten en optimización del consumo y mejor nivel de tensión.


Por ejemplo, en los casos que la alimentación de energía eléctrica al usuario es por medio de una línea monofásica, con retorno por tierra, un consejo relevante es mantener siempre húmeda la zona de puesta a tierra del transformador por medio del cual recibe energía, porque de esa manera tendrá una buena tensión de servicio y no tendrá variaciones de la misma con la colocación de los diferentes consumos. Este procedimiento es vox populi entre los usuarios, y queremos promover que se haga pero bajo la supervisión o consulta con los encargados de la provisión del servicio.


"El proyecto reconoce la realidad de la electrificación rural, y se concreta porque estamos convencidos que aportará soluciones concretas a los usuarios" expresó el ingeniero Sosa, y señaló que se harán seguimientos de los resultados de la iniciativa.


Comentó que en principio el proyecto se realizará en forma paralela a cada obra de electrificación rural que se ejecute, por lo que cada extensión del servicio en zonas rural irá acompañada de la correspondiente asistencia técnica y asesoramiento de los beneficiarios de la obra.


Pero además se proyecta realizar también capacitaciones en otras zonales rurales que ya cuentan con el servicio.
Sosa reiteró que en los últimos años la provisión del sistema eléctrico en zonas rurales se expandió, llegando el suministro a lugares cada vez más alejados de las áreas urbanas y de las redes centrales del sistema energético, pero a la vez hubo una explosión en el consumo general, lo cual repercute con fuerza en una menor disponibilidad en las áreas rurales.


"En ese escenario que es propio de muchas provincias, las medidas de uso racional pueden ser muy fructíferas, si pudiéramos volver a la cultura del ahorro energético todos nos beneficiaríamos y tendríamos el tiempo que demandan las numerosas obras en marcha para poder tener mayor disponibilidad energética", concluyó el director del proyecto de la UNNE.