Miércoles, 20 Marzo, 2013 - 15:50

Presentaron el Instituto Provincial de Administración Pública

"Más Estado, mejor Estado, la fórmula perfecta que exige la sociedad moderna", dijo Capitanich.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El gobernador Jorge Capitanich ratificó hoy su compromiso de modernizar la gestión pública al advertir que "la sociedad moderna es heterogénea y muy demandante, cada vez más exigente y menos tolerante con la ineficiencia", por lo que "exige una fórmula perfecta: más Estado, mejor Estado". El primer mandatario realizó estas afirmaciones en el marco del acto de lanzamiento del Instituto Provincial de Administración Pública.
Explicó que la necesidad de actualizar los sistemas de administración de la cosa pública mediante la aplicación de nuevas tecnologías como el gobierno digital se basa en "principios ideológicos, doctrinarios y filosóficos muy profundos".
Una de las premisas que el primer mandatario priorizó para aplicar tales principios es "la minimización de lo que se conoce como riesgo moral" a través de la "internalización de información sobre nuestros habitantes para mejorar por ejemplo en la prevención de enfermedades o minimizar los riesgos epidemiológicos.
Advirtió que para alcanzar ese objetivo lo primero es elegir el modelo correcto, ya que "hay una caracterización del rol del Estado que es absolutamente incompatible, la del el enfoque neoliberal de prescindencia del rol del Estado y su el tendencia extremadamente subsidiaria; y luego están las nuevas tendencias".
Allí se inscribió Capitanich como cultor de esas nuevas tendencias "demarcadas por liderazgos políticos como los que surgieron en el marco de la Unasur".
"En la Argentina tenemos los casos de Néstor Kirchner y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ?destacó- y también contamos con liderazgos de carácter regional que impulsan un nuevo rol del Estado con eficiencia, eficacia y capacidad para construir equidad como en los países nórdicos".
Sostuvo el gobernador que la manera de cumplir los objetivos de optimización del manejo de la cosa pública a través "de esta fórmula más Estado, mejor Estado requiere de un análisis de principios rectores indispensables".
Entre ellos, "el primero es generar los mecanismos para internalizar los sistemas de información de nuestros habitantes para reducir el riesgo moral", puntualizó.
"Esto es tener mejor información ?detalló- para prever una capacidad organizativa del Estado y de esa forma reducir su riesgo. Ejemplo: si conocemos adecuadamente cuántos habitantes tienen diabetes la política de salud puede tener un programa para atender esa problemática".
De la misma forma, se puede articular "una estrategia cuando el Estado se organiza para minimizar el riesgo epidemiológico tipo dengue o programas de vacunación extendida", aseguró Capitanich.
Sostuvo que esos procedimientos "significan la minimización del riesgo moral de carácter colectivo e individual". Manifestó en tal sentido que es "podemos contar con un mecanismo de internalización en la conciencia popular sobre una conducta alimentaria adecuada o sobre la actividad física, y eso va a implicar menores enfermedades y esas menos enfermedades coadyuvarán a mejorar el rendimiento de los recursos del Estado", subrayó.
También precisó: "Para mejorar estos mecanismos de previsión no solamente es necesario un sistema de conciencia popular sino aplicar políticas públicas que garanticen la prestación de servicios esenciales de vivienda, agua potable, cloacas, etcétera".