Martes, 19 Marzo, 2013 - 17:44

Mensaje para nuestro país
El Papa sorprendió con un llamado: "No le saquen el cuero a nadie"

Además dijo: "No se olviden de este obispo, que está lejos, pero los quiere mucho".

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Papa Francisco sorprendió hoy a las miles de personas que realizaron una vigilia frente a la Catedral Metropolitana, al comunicarse vía telefónica desde Roma poco antes de su entronización y hacer un llamado a "no sacarle el cuero a nadie".
A dos horas de asumir, el Santo Padre exhortó a los fieles a que "no haya odio ni pelea ni envidias" y lo ejemplificó de forma bien clara, con una frase típica de los argentinos: "No le saquen el cuero a nadie".
Además, les dijo: "No se olviden de este obispo, que está lejos, pero los quiere mucho".
La comunicación del hasta hace una semana arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, se produjo a las 3.32, dos horas antes de ser coronado Papa, en medio de la sorpresa y emoción de las personas reunidas en la Plaza de Mayo desde las 22.30 de este lunes.
"Gracias por haberse reunido a rezar y por las oraciones. Es lindo rezar porque es mirar al cielo y saber que tenemos un Padre bueno que es Dios", señaló el flamante Papa.
A la vez, Bergoglio pidió un favor a todos los argentinos: "Cuidémonos los unos a los otros. Cuídense entre ustedes, no se hagan daño. Cuídense la vida, cuiden la familia, cuiden la naturaleza, a los niños, a los viejos".
Una multitud se congregó desde la noche de este lunes para esperar el momento en que el Papa Francisco empezó formalmente a ser el sucesor de San Pedro, y con cánticos alusivos festejaron este histórico momento.
Todos los presentes en la Plaza de Mayo, donde se montó un escenario con dos pantallas gigantes que sirvieron para seguir las alternativas de la entronización del Papa Francisco, se sorprendieron al oír la voz de Bergoglio a través de los parlantes.
"Por intercesión de Santa María siempre Virgen, del ángel de la guarda de cada uno de ustedes, del glorioso patriarca San José, de Santa Teresita, del niño Jesús y de los santos protectores de ustedes, los bendiga Dios todo poderoso, el padre y el hijo y el Espíritu Santo", fueron las palabras de la bendición que el Papa Francisco le brindó a todas las personas congregadas en la madrugada de Buenos Aires.
Fuente: 
NA