Domingo, 17 Marzo, 2013 - 10:59

Resistencia
Recuperadoras y sus hijos
Disposición de residuos: programas de contención

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Mientras se espera la expropiación del predio aconsejado por
el Gobierno Provincial.

En concordancia con su plan estratégico Resistencia 2020, la Municipalidad capitalina ha desarrollado en el tema de los residuos sólidos urbanos una política de Estado no solo en lo ambiental en cuanto al tratamiento de los mismos, sino una gestión de contención social para los "recuperadores ambientales" que viven de su clasificación, que incluye las condiciones de trabajo y cursos de capacitación, y también en la protección de sus hijos, con programas específicos pensados en su futuro.

Mientras se espera la expropiación del predio aconsejado por el Gobierno Provincial, en el cual el municipio construirá la Planta de Disposición Final de Residuos Sólidos Urbanos, la gestión ha llevado adelante un importante esfuerzo para contar con el "Centro Transitorio de Disposición de Residuos", en un amplio predio situado en la zona conocida como María Sara, a unos 15 kilómetros de resistencia.


El emplazamiento definitivo, una vez expropiado el predio, permitirá concretar una obra de suma importancia para todos los vecinos, el medio ambiente y las personas que realizan la separación de estos como fuente laboral.

De cualquier manera, y merced a la política impulsada por la intendenta Aída Ayala, hoy en día ya no entran más menores de 18 a los lugares de disposición de residuos, tampoco lo hacen carros, y se va consolidando hace más de un año el objetivo de reconversión de los recuperadores ambientales que asisten cada jueves a las jornadas de capacitación en el Centro Comunitario Municipal del Barrio 244 viviendas.

Y mientras ellos trabajan, sus hijos son contenidos en el mencionado CCM con programas pensados para ellos, como lo es, por ejemplo el BUM Frontera Infantil.


LA LABOR SOCIAL
Relacionado a los denominados "recuperadores ambientales" que mantienen a sus familias mediante esa actividad, la Municipalidad ha puesto énfasis en esa cuestión y con la implementación del Centro Transitorio donde van los restos orgánicos e inorgánicos de más de 400 mil vecinos, estos trabajadores cuentan con elementos fundamentales que garantizan su normal desempeño y el cuidado de su salud.

Para cumplir con esas disposiciones, en el predio de María Sara cuentan con agua potable y sanitarios en condiciones y son en total decenas de personas las que utilizan cotidianamente estas instalaciones.

Las mismas acuden al lugar en un medio de transporte brindado por el Municipio para llevarlos y traerlos en dos turnos, desde un punto de encuentro.

Una vez en el ámbito laboral, ellos cuentan con personal que supervisa las actividades diarias para un mejor servicio y diferenciación correcta de residuos. Por otra parte, la Comuna otorga cobertura médica y recursos para atención y traslados ante eventuales emergencias.

En cuanto al sistema de trabajo en el Centro Transitorio de Disposición Final, una detallada planificación elaborada por los funcionarios municipales relacionados a la materia permitió un mejoramiento en el sistema de cavas y al final de cada jornada todos los elementos inorgánicos son tratados adecuadamente para que no prolifere la reproducción de insectos y alimañas.

Mientras tanto, la separación de residuos entre húmedos (orgánicos) y secos (inorgánicos) la llevan a cabo los recuperadores con el fin de enterrar los primeros y clasificar los restantes y, de esta manera, vuelva a la cadena productiva con generación de rentabilidad para los ex trabajadores informales de la basura.



LOS OBJETIVOS

De esta manera los objetivos son los siguientes:
Generar la inclusión social, la participación ciudadana y el afianzamiento de la identidad social del sector de recuperadores ambientales a través de la identificación de su tarea diaria para conseguir el sustento familiar como autoempleo genuino;
Desarrollar las tecnologías necesarias para el acopio, la clasificación, la selección y comercialización de residuos sólidos urbanos reciclables (entiéndase por tecnologías tanto las asociaciones grupales por afinidad y/o por rubro, las acciones cooperativas, la organización del trabajo, el sistema de traslado a la Planta?como los materiales y herramientas para hacer eficiente el trabajo en cuanto a rentabilidad y a seguridad laboral;
Favorecer la concientización y la participación de los grupos asociativos en la temática del cuidado del medio ambiente ?teniendo en cuenta que hasta el 40% del total de RSU puede ser recuperado y regresado a la cadena productiva a partir de este trabajo.


SU DESARROLLO

Desde mediados de diciembre de 2012 los recuperadores del vertedero municipal de basura han iniciado un proceso de transformación de su actividad laboral informal.
Se modificó inclusive hasta su forma de traslado ?anteriormente se movilizaban en carros con tracción a sangre- y así empezaron a concurrir a trabajar a la transitoria Planta de Tratamiento de RSU de la Municipalidad de Resistencia ubicada en María Sara organizados en turnos de trabajo y viajando en colectivos especiales. Personal municipal registra la asistencia de estos trabajadores independientes y los acompaña hasta la nueva Planta ?tanto en la ida como en el regreso-.

Los recuperadores ambientales trabajan organizados en grupos, asistiendo a la Planta sólo un total de ochenta adultos ?varones y mujeres- dado que los ciento cuarenta (140) restantes se han reconvertido realizando otro tipo de tarea.

Por ejemplo se encargan del cuidado de niños en el Centro de Desarrollo Infantil especialmente creado por la Municipalidad para evitar la participación de niños en el espacio de trabajo de sus familiares, como así también desempeñan tareas como auxiliares de cocina en comedores comunitarios que entregan viandas diarias a familias más vulnerables, auxiliares comunitarios en la escuela deportiva o en las clases de apoyo escolar que se brindan a los niños de estas familias.

La Municipalidad acordó a través de su Secretaría de Desarrollo Social con estas cooperativas estas acciones, autorizando el ingreso de estos trabajadores a la Planta, con los controles diarios necesarios para una buena organización que no entorpezca las actividades propias del área de las Secretarias de Obras y Servicios Públicos y de Planificación inherentes al tratamiento de residuos finales y su enterramiento en las fosas correspondientes.
De esta manera, el trabajo de los recuperadores ambientales resulta un complemento del trabajo técnico de las maquinarias y cuadrillas municipales.


LOS LOGROS

Se ha logrado así que las actividades en la Planta se realicen en forma articulada entre el personal municipal y los recuperadores ambientales garantizando la seguridad laboral en el desarrollo de cada una de las etapas del tratamiento;

Los mismos se organizan en forma cooperativa asumiendo su independencia en relación al Municipio y haciéndose cargo de las responsabilidades inherentes al desempeño de su trabajo aumentando su rentabilidad para lograr una vida más digna sin dejar de mencionar su colaboración en la conservación del medio ambiente.