Sábado, 16 Marzo, 2013 - 11:43

Tras los incidentes
"Fue determinante para contener los ánimos"
Pedrini aseguró que "el Estado mostró una fuerte presencia para recuperar la paz social" en San Bernardo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

"El nivel de violencia que se alcanzó en los
enfrentamientos, representa los efectos colaterales de los paros prolongados y
sin sentido de Sitech Federación" sentenció.

El ministro de Gobierno, Juan Manuel Pedrini, destacó la "fuerte presencia del Estado", como factor clave para garantizar "la recuperación del orden y la paz social en San Bernardo", tras los hechos de violencia registrados el viernes. Anticipó, además, que la vigilancia extra que inició la Policía con equipos especializados se mantendrá el tiempo que sea necesario, lo cual fue agradecido expresamente por todos los sectores de la comunidad.

A su regreso de esta localidad, donde acudió en compañía del jefe de la Policía del Chaco, el ministro enfatizó que "la fuerte presencia del Estado fue determinante para contener los ánimos y para evitar que la violencia siga creciendo. El intendente Sirich nos acompañó todo el tiempo, en reuniones que se extendieron hasta las 3 de la mañana con todos los sectores involucrados: la municipalidad, los agredidos y sus familias y los movimientos sociales. Los escuchamos y les planteamos claramente que el disenso jamás puede dar justificación a la violencia social. También debo destacar la presencia de los dos fiscales de la zona demostrando compromiso de la Justicia para hallar soluciones integrales y compartidas".

"La realidad es inocultable ? reflexionó Pedrini ? y esperamos que todo lo ocurrido mueva la conciencia de muchos dirigentes. El nivel de violencia que se alcanzó en los enfrentamientos en San Bernardo, en definitiva, representa los efectos colaterales de los paros prolongados y sin sentido de Sitech Federación. Seguramente sin intención directa de quienes sostiene una medida de fuerza que ya fue declarada ilegal, pero la derivación objetiva es muy evidente, ya que la protesta estaba centrada en el enojo de muchos padres que quieren, simplemente, que sus hijos tengas clases".

Entre las soluciones decididas estuvo la guardia policial para custodiar el domicilio de las familias agredidas y un sostenimiento de una vigilancia extra en toda la zona, durante el tiempo que sea necesario. Para ello, la Policía movilizó personal de Infantería y el COE. Soy optimista en que con la buena voluntad de todos, vayamos superando diferencias y se reinstale definitivamente la paz social. Mientras tanto, el Estado seguirá mostrando una fuerte presencia preventiva con sus fuerzas de seguridad.