Jueves, 14 Marzo, 2013 - 21:51

Más sorpresas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En su primera jornada como Su Santidad, Francisco evitó usar el auto oficial, viajó en colectivo, pagó el hotel donde estuvo alojado.

Pidió a cristianos argentinos no viajar a verlo en su asunción y que destinen esos dineros a caridad. Ofició su primera misa como Papa donde aseguró que la Iglesia católica corre el riesgo de convertirse en "ONG piadosa" y pidió "edificar la Iglesia sobre la sangre del Señor" marcando que"así podrá salir adelante". En Resistencia, se ofició una misa en la que la feligresía local exteriorizó su alegría por la designación, y de la que participaron autoridades.

FRANCISCO ADVIERTE A LA IGLESIA DEL RIESGO DE CONVERTIRSE EN UNAONG
Francisco, el primer pontífice latinoamericano de la historia, advirtió el jueves, en su primer día como Papa, del riesgo de que la Iglesia se convierta en una simple ONG si no se deja guiar por Cristo, unas declaraciones que hacen presagiar un estilo más directo y accesible.
En la homilía de su misa en la Capilla Sixtina, el Papa argentino instó a los 114 cardenales que participaron en el cónclave que lo eligió ser "irreprochables" y a defender los valores originales del cristianismo con palabras inhabituales para un pontífice debutante.
"Si no nos confesamos con Jesucristo, nos convertiremos en una ONG piadosa", dijo en su breve homilía, vestido con sencillos paramentos dorados y mitra.
"Cuando no edificamos sobre piedra ¿qué sucede? Sucede lo que les pasa a los niños en la playa, cuando construyen castillos de arena, todo se viene abajo", agregó con un lenguaje familiar y didáctico.
Francisco sorprende al romper con el estilo de su antecesor Benedicto XVI, el "papa teólogo" que pasará a la posteridad por su histórica renuncia por "falta de fuerzas".
El primer día de pontificado empezó con una breve oración matutina en la basílica romana de Santa María la Mayor, donde decenas de curiosos le esperaban para saludarle.
Dentro del templo hizo una ofrenda floral a la Virgen en una pequeña capilla, y al salir saludó a los niños de una escuela cercana.
Luego, en un signo de su humildad, explicó el Vaticano, fue a buscar sus maletas en la Casa Internacional del Clero, donde residía antes del cónclave y pagó la cuenta antes de irse. "Para dar ejemplo", explicó el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.
En un carta dirigida al rabino de la comunidad judía de Roma, hizo un gesto hacia la comunidad judía y aseguró que espera contribuir a mejorar las relaciones entre ambas comunidades "con un espíritu de renovada colaboración"
El nuevo Papa tendrá en los próximos días una agenda muy cargada. El viernes recibirá a todo el colegio cardenalicio en la Sala Clementina y el sábado comparecerá ante los periodistas, como ya hiciera su predecesor Benedicto XVI.
El domingo rezará el primer Ángelus desde la ventana del estudio pontificio, antes de la gran misa de entronización del martes 19 de marzo, día de San José, patrono de la Iglesia, en la que se espera la presencia de líderes de todo el mundo, entre ellos las presidentas de Argentina, Cristina Kirchner, y de Brasil, Dilma Rousseff.
La elección del hasta ayer cardenal argentino Jorge Bergoglio, de 76 años, proclamado Papa por sorpresa el miércoles tras dos días de cónclave, contradijo todos los pronósticos de vaticanistas y expertos que veían una pugna entre el italiano Angelo Scola y el brasileño Odilo Scherer.
EL PAPA SORPRENDIÓ AL MUNDO CON UN VIAJE EN COLECTIVO Y PAGANDOLA CUENTA DE SU HOTEL
El Papa Francisco sorprendió al mundo en sus primeras horas de pontificado, con un viaje en colectivo junto a obispos y al pagar la cuenta del hotel en donde se alojó al llegar a Roma para el cónclave por la sucesión de Benedicto XVI.
De regreso a Casa Santa Marta tras ser electo, Francisco se negó a utilizar el automóvil del Santo Padre y se subió a un microbús del Vaticano con otros cardenales, como había estado haciendo en los primeros días del cónclave.
En tanto, este jueves, en su primera salida fuera del Vaticano para ir a rezar a la basílica de Santa María la Mayor, el Papa utilizó un Volkswagen negro de la Gendarmería vaticana en lugar del lujoso coche oficial, un Mercedes.
"¿No podemos ir en algo más sencillo?", le preguntó el flamante Papa al chofer, a quien luego abrazó.
Durante el camino de regreso al Vaticano dio otra sorpresa, cuando se paró en la Casa del Clero, cerca de Piazza Navona, para recoger su equipaje en la residencia donde se había alojado hasta este miércoles.
Francisco se dirigió a la oficina de administración a pagar su factura.
"Para dar ejemplo", explicó el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.
También confirmó que la escolta del Papa se redujo al mínimo, por pedido del flamante titular de la Iglesia.
"La escolta de seguridad está al servicio del Papa y no al revés. Por lo tanto se adaptan al estilo pastoral que el Papa prefiera", resaltó Lombardi.
Además, sorprendió al mundo que el nuevo sumo pontífice, al salir por primera vez al balcón, no llevara la cruz de oro en el pecho, ni la capa, ni los famosos zapatos rojos.
Por ahora, Francisco se aloja en la suite 201 de Santa Marta, lugar en el que se han alojado los 115 cardenales durante el cónclave.
Se trata de un departamento compuesto por el dormitorio, un salón y un estudio, preparado para facilitar los primeros días al nuevo Papa.
Luego, cuando estén reformados sus aposentos vaticanos, cerrados tras la renuncia de Benedicto XVI, se trasladará allí.


BERGOGLIO LLAMÓ POR TELÉFONO A BUENOS AIRES PARA SABER SI "TODOESTABA BIEN"
Horas después de haber sido elegido por los cardenales como nuevo Papa, Jorge Mario Bergoglio se comunicó telefónicamente con su antigua casa, el Arzobispado de Buenos Aires, para saber si "estaba todo bien" durante su ausencia.
Fuentes eclesiásticas confirmaron a Noticias Argentinas que el llamado sorprendió a Joaquín Mariano Sucunza, vicario general a cargo del Gobierno de la diócesis desde la partida de Bergoglio, a primera hora de este jueves.
Según revelaron los voceros a NA, en una nueva muestra de la sencillez y humildad que destacaron sus allegados, el flamante Papa Francisco necesitaba saber "cómo estaba todo".
Es que cuando partió hacia Roma hace dos semanas, Bergoglio planificó un "viaje corto", tenía su boleto de regreso a Buenos Aires, y, según su entorno, no imaginaba el giro que tuvo su historia dentro de la Iglesia católica.
Antes del llamado a su oficina en Buenos Aires, Sucunza, obispo auxiliar de la arquidiócesis, admitió que no tenían "expectativa mayor de lo que sabían todos" y contó que se enteraron de las "novedades por la prensa, que sabía más".

Aunque, no obstante, aclaró: "Yo lo acompañé cuando partió; lo acompañé con las valijas, charlamos y me dio algunas recomendaciones. Me dijo: ?tal día vuelvo?. Pero uno, en su interior, sabía que no era seguro que volviese".
Además, reconoció que lo que más se va a extrañar de Bergoglio será la relación de cercanía que mantenía con los sacerdotes de su diócesis.
"Por ejemplo, cuando llegaba a la madrugada, tomaba algo de café y miraba toda la correspondencia para saber si había algún sacerdote con necesidad o algún laico con una urgencia", recordó.
En declaraciones a la prensa, Sucunza exteriorizó su felicidad por la designación de Bergoglio, a quien catalogó como "una persona con altos valores".
"Particularmente, deseaba alguien en la Iglesia que tuviera valores iguales o mayores, pero por otro lado sabíamos que iba a producirnos una gran orfandad, porque es como un gran amigo que teníamos cerca", explicó.
A la vez, el obispo auxilar auguró una revitalización de la fe en la Argentina: "El solo hecho de ser nuestro, ya a cada uno nos cambia una ficha; algo adentro cambia, uno nota que algo pasa, además del orgullo y la alegría".
"Esto va a redundar en nuestra vida de Iglesia particular y en la Argentina", agregó.
PERFIL MODERADO Y ECUMÉNICO DE FRANCISCO ANTICIPA EL SESGO DE SU PONTIFICADO
El perfil moderado, ecuménico, austero y de trato directo del nuevo papa anticipa el sesgo de su pontificado, señalan analistas, que destacan su compromiso con los pobres y con la ortodoxia doctrinaria.
"Lo que los cardenales tuvieron ante sí fue a un hombre que tiene su corazón anclado en Dios de una manera tan firme que nada lo pueda mover, y con una capacidad de penetración que le permite ver el fondo de los problemas", dijo a la AFP el padre Alejandro Bunge, decano de la facultad de Derecho Canónico de la Universidad Católica Argentina (UCA).
Bunge aconsejó leer atentamente la homilía de la misa que celebró Francisco este jueves en la Capilla Sixtina ante los 114 cardenales que lo eligieron en cónclave en la víspera en la que el papa dijo que "si no nos confesamos a Jesucristo, nos convertiremos en una ONG piadosa, no en una esposa del Señor".
"Hay que poner el remedio donde está la enfermedad, y sus dotes le permiten saber cuál es el problema", dijo el teólogo Bunge, quien trató personalmente a Jorge Bergoglio. Según Sergio Rubin, un experto en temas religiosos y autor junto a Francesca Ambrogetti del libro-entrevista El Jesuita, sobre el Papa, "la urgencia de Bergoglio es detener la caída en que se encuentra la autoridad moral de la Iglesia después de tantos escándalos" como los de pedofilia y corrupción. Elegir a "un referente latinoamericano y jesuita habla de la decisión del cónclave de cardenales de haber tomado nota de las causas de la renuncia de Benedicto XVI y de las cuestiones pendientes", dijo a la AFP el rabino Sergio Bergman, quien aseguró que "pusieron a una persona capaz de hacer los cambios profundos".
Estimó que Francisco va a ser "un continuador de Juan Pablo II en el sentido de tomar dimensión universal y de peregrino".
Como arzobispo de Buenos Aires, Bergoglio aceptó la globalización pero advirtió que tiene "sus peligros" porque "no podemos renegar la cultura de los pueblos", aunque fue un tenaz opositor a las leyes de matrimonio gay y a la que permitía a los transexuales elegir género en el registro civil de Argentina.
Eso le valió la definición de ser un religioso "progresista en lo social y conservador en la doctrina", pero al mismo tiempo impulsor del diálogo interreligioso.
Rubín sostuvo que "en su momento (Bergoglio) se rehusó a recibir a una delegación del FMI (Fondo Monetario Internacional) y promovió la presencia de los curas en las villas de emergencia", yendo él mismo a menudo a oficiar misa a esos barrios precarios.
Bunge desestimó la definición de "conservador" al señalar que "como lo hace Bergoglio, la Iglesia tiene que salir al encuentro del hombre, y no hay nada más conservador que no salir al encuentro del hombre."
"Hizo un trabajo ecuménico e interreligioso que le da una experiencia en el diálogo, lo que lo hace un muy buen mediador y referente para el mundo", añadió a su vez el rabino Bergman al resaltar otra de las características del papa, el primero que proviene de América latina.
De su lado, el premio Nobel de la Paz (1980), el argentino Adolfo Pérez Esquivel, dijo esperar que el papa Francisco "pueda trabajar por la justicia y paz más allá de las presiones y los intereses de las potencias mundiales".
"Esperamos pueda dejar de lado la desconfianza vaticana al protagonismo de los pueblos en su liberación. Así como que también aliente las transformaciones sociales que se vienen llevando adelante en América Latina y en otras partes del mundo", señaló Pérez Esquivel.
"No es casualidad la elección de un papa con fuerte vínculo con los pobres", dijo a la AFP Julio Gambina, presidente de la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas (FISYP), quien sostuvo que el papa jugará un papel relevante en América latina marcada actualmente por los gobiernos de izquierda.
Gambina sostuvo que "la Iglesia viene a jugar un rol en el laboratorio de cambio político que representa Latinoamérica, pero no para empujar el cambio sino para reencauzarlo".
"La disputa es por las conciencias: es una batalla de ideas por el cambio o por el retroceso", afirmó Gambina, profesor de Economía Política.

Fuente: 
EFE-NA