Jueves, 14 Marzo, 2013 - 16:40

Francisco I pidió a los religiosos argentinos "algún gesto de caridad en lugar de ir a Roma"

En su primer mensaje como Papa Bergoglio pidió un
"gesto de caridad"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
En su primera comunicación con
la Iglesia argentina, el Papa Francisco expresó hoy su deseo
que los religiosos "en lugar de ir a Roma" para su asunción, el
próximo 19 de marzo, promuevan "algún gesto de caridad hacia los
más necesitados".



Así se expresó el Sumo Pontícife a través de una carta a todos

los arzobispos y obispos del país, enviada este jueves por el
nuncio apostólico en Argentina, Emil Paul Tscherrig.



La misiva transmitió el mensaje del "Santo Padre Francisco"

a los obispos, sacerdotes, religiosos y a "todo el Pueblo de
Dios".



Según el nuncio, Bergoglio "desearía que en lugar de ir a Roma"

a su asunción, los integrantes de la Iglesia local se ocuparan de
los más necesitados.



Además, señaló que el Papa argentino manifestó "su sentido

agradecimiento por las oraciones y las expresiones de cariño, de
afecto y de caridad que ha recibido".



"Al mismo tiempo, (Francisco) desearía que en lugar de ir a

Roma para el inicio de su Pontificado el próximo 19 de marzo
continúen con esa cercanía espiritual tan apreciada acompañándola
con algún gesto de caridad hacia los más necesitados", indicó
Tscherrig.




La tarea de transmitir el mensaje papal a los integrantes de la

Iglesia local recayó sobre el nuncio apostólico, embajador de la
Santa Sede.



Tscherring es un arzobispo de nacionalidad suiza, de 64 años de

edad, quien al momento de su designación por Benedicto XVI era
nuncio apostólico en los países nórdicos Suecia, Noruega,
Finlandia, Dinamarca e Islandia.


Llegó a la Argentina el 2 de marzo de 2012 y desde ese momento
cultiva un perfil bajo, pese a que representa al Papa ante el
Gobierno y maneja los asuntos entre la Sede Apostólica y la
administración del país.



Tscherrig se desempeña en el Servicio Diplomático de la Santa

Sede desde 1978 y también estuvo destinado en América Central.



En Argentina tuvieron renombre dos nuncios anteriores: Pío

Laghi (1974-1980), y Ubaldo Calabresi (1981-2000).


Este último registró la mayor permanencia en el cargo: casi
20 años, lo que constituyó una excepción en los representantes
pontificios.
Fuente Agencia NA