Domingo, 10 Marzo, 2013 - 13:16

Por Patricia Valli
"El temor a Guillermo Moreno"
Con controles y menor actividad, el Gobierno consiguió bajar la inflación

Por el congelamiento, los precios subieron sólo 1% en febrero frente al 1,65% de hace un año.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El temor al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, es tan grande que los economistas privados piden total reserva hasta para divulgar lo que para el Gobierno es una buena noticia: la inflación bajó a la fuerza en febrero. El control de precios ?pese a que no pudo contener los aumentos en productos frescos?, factores estacionales de un mes de escasas subas y la menor actividad económica explicaron que el costo de vida de febrero rondara el 1% según las estimaciones privadas que se realizan en paralelo al número que releva el Indec, cuando en el mismo mes de 2012 el alza registrada había sido de 1,65%.
Ayer, supermercadistas aliados al Gobierno, nucleados en la Federación Argentina de Supermercados confirmaron el anticipo de PERFIL de que la idea oficial es extender el congelamiento de precios hasta fin de año. Fernando Aguirre, su vocero, indicó que "es posible" que se extienda por más tiempo, ya que -añadió- "los resultados hasta este momento son muy positivos".
El freno se construyó sector por sector. Si bien el comienzo anticipado de las clases hizo que las compras de útiles comenzaran en febrero, la cámara de librerías y los productores acordaron con Moreno subas del 8% pero el impacto mayor se sentirá en marzo cuando, con los sueldos depositados, los padres completaron las compras escolares.
Por otra parte, el Gobierno congeló también los aumentos en las cuotas de los colegios y de la medicina prepaga, eliminando la posibilidad de que más factores se sumen a un febrero relativamente calmo entre la fuerte suba de enero, promovida por las vacaciones, y marzo, cuando además vuelven a inyectarse más fondos para el consumo a partir de los aumentos de jubilaciones y pensiones, que representarán $ 22 mil millones, según estimó Cristina Fernández para volcar al consumo.
"En febrero aumentaron los alimentos frescos: la carne, los lácteos, el pollo, las frutas y las verduras. Los alimentos industriales, en tanto, se quedaron quietos y el congelamiento en ese segmento tiene algún efecto", recapituló un economista.
Así, las subas se mantienen por debajo del 2,58% que aumentaron los precios en enero de este año, según el índice de precios Congreso. La inflación oficial para enero fue de 1,1%, mientras que el miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos develará la de febrero. Un día antes, el llamado IPC Congreso, que promedia consultoras privadas, difundirá una cifra entre 1% y 1,5%. "Algo puede haber bajado porque el congelamiento tiene mayor incidencia al principio", admitió el diputado opositor Ricardo Gil Lavedra, uno de los que presentan el índice de precios de las mediciones privadas.
"El aumento no es cero porque hay arrastre de la última semana de enero. Además, el rubro alimentos sólo pesa el 35% en la medición total de inflación", detalló por otra parte una analista de otra consultora sancionada por Moreno.
El freno inflacionario podría responder, además, a que sin anuncios de por medio el Banco Central sigue esterilizando la megainyección monetaria de fines del año pasado (saca pesos de la calle) y aplaca la suba de precios. Pero las previsiones de aumento del gasto público se mantienen por arriba del 30% en un año electoral.
Otro factor que contribuyó a la merma en los precios en febrero fue la menor demanda pública. El mes pasado bajó el consumo, por la falta de promociones y menor ingreso disponible, en un contexto de enfriamiento de la economía, reflejado en menos compras de gas en las empresas y menos ingreso de insumos importados.
Con el congelamiento de precios por sesenta días, por otra parte, se logró un corrimiento. "Todo lo que iba a aumentar en marzo quedó para definir en abril, y así se va a mantener hasta las elecciones de octubre", agregó otro economista. Para el Gobierno, el resto es "después vemos".
Ante la oficialización de que habrá congelamiento hasta diciembre, los supermercados reclamaron que se propaguen las negociaciones a otros sectores y Moreno se reunirá a partir de mañana con representantes de sectores oligopólicos como los productores de envases ?vidrio, plástico y larga vida? y los mayoristas con logística propia.
Fuente: 
Perfil