Sábado, 9 Marzo, 2013 - 10:17

La intervención duró tres horas
El Rey de España sale del hospital tras su séptima operación

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El rey Juan Carlos I fue operado la semana pasada de una hernia discal.

Es su séptima
intervención quirúrgica en menos de tres años, salió este sábado
del hospital para proseguir en su residencia una reeducación que
debe durar meses. Vestido con una camisa azul sin corbata y con el cuello
abierto, el monarca de 75 años, con expresión relajada, abandonó a
primera hora de la tarde la clínica madrileña en que había sido
intervenido el domingo.
Sentado en el asiento delantero derecho de un vehículo todo
terreno gris con la ventanilla bajada, el rey saludó a los
periodistas que esperaban a la salida.
"Gracias a Dios estoy muy bien, no me duele la espalda ni
nada", aseguró.

Poco antes, el gerente de la clínica, Gaspar Palet, anunciaba
que el monarca había "cumplido de forma satisfactoria todo el
proceso posoperatorio, por lo que se dan las circunstancias para
darle con fecha de hoy el alta hospitalaria".
Por decisión del neurocirujano que lo operó, Manuel de la
Torre, y del jefe del servicio médico de la Casa Real, Miguel
Fernández Tapia-Ruano, "don Juan Carlos iniciará la segunda fase
(...) del plan de rehabilitación" en su residencia, precisó.
Juan Carlos I fue operado el 3 de marzo de una antigua hernia
discal, que se había agravado en los últimos meses, y de un
estrechamiento del canal raquídeo, donde se encuentran la médula
espinal y las raíces nerviosas, que provoca dolor lumbar y en las
piernas.
Tras la intervención, el doctor de la Torre había estimado que
el rey precisará "de dos a seis meses para una recuperación
completa", tras la cual no tendrá que volver a utilizar las
muletas que ya se habían hecho habituales en sus últimas
apariciones públicas.
El empeoramiento de la salud del rey, operado en siete
ocasiones desde mayo de 2010, suscita inquietud coincidiendo con
un deterioro de la imagen de la monarquía española -salpicada por
polémicas y un escándalo de corrupción que implica a su yerno-
entre una población asfixiada por el desempleo y las políticas de
austeridad.
En noviembre, se le implantó una prótesis en la cadera
izquierda debido a una artrosis y en abril fue operado de la
cadena derecha por una luxación.
Días antes, los médicos le habían colocado en esa misma zona
otra prótesis a raíz de una fractura causada por una caída
mientras cazaba elefantes en Botsuana, lo que provocó que fuera
repatriado de urgencia.
Antes, había sido operado de la rodilla derecha en junio de
2011 e intervenido de un desgarro en el tendón de Aquiles en
septiembre del mismo año. Además, en 2010, al monarca se le
extirpó un tumor benigno en un pulmón.
Fuente: 
NA