Viernes, 8 Marzo, 2013 - 21:39

Referéndum en Malvinas
El gobierno acusó al Reino Unido de querer "tergiversar la controversia"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

"El Reino Unido carece de derecho a alterar el estatuto jurídico de Malvinas, aún con el disfraz del referéndum", dijo Timerman.


La Cancillería rechazó hoy el referéndum que se llevará a cabo a partir del domingo en las Islas Malvinas y afirmó que "el Reino Unido intenta tergiversar la controversia que mantiene con la Argentina antes que resolverla".
De esta manera, el Gobierno busca restarle valor a la votación que se llevará a cabo durante el domingo y lunes próximos, en la que los habitantes de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, definirán si quieren o no seguir perteneciendoal Reino Unido.
"Consciente de su aislamiento internacional en relación con la Cuestión Malvinas, todo indica que el Reino Unido intenta tergiversar la controversia que mantiene con la Argentina antes que resolverla", señaló la Cancillería, mediante un comunicado.
El ministerio que encabeza Héctor Timerman subrayó que las Malvinas "son objeto de una disputa de soberanía entre la Argentina y el Reino Unido que ha sido reconocida por esos dos países y por la comunidad internacional en su conjunto".
"Por consiguiente, el Reino Unido carece de derecho alguno a pretender alterar el estatuto jurídico de esos territorios, aún con el disfraz de un hipotético referéndum", agregó.
En este sentido, el Gobierno señaló que "la parte británica procura introducir elementos orientados a distorsionar, cambiando la definición que el derecho internacional hace de esa controversia" que mantienen ambos países por las Malvinas.
"Sin embargo, el Reino Unido no puede modificar la controversia a su antojo. Esta votación, así como las mil consultas o votaciones más que pudiera inventar en los territorios disputados no pueden tener ese resultado ni relevan a ese país de cumplir conla obligación que el derecho internacional le impone de resolver pacíficamente la disputa", agregó.
Por ello, la Cancillería aseguró que "esta iniciativa británica no encuentra sustento en ninguna de las 40 Resoluciones de las Naciones Unidas sobre la Cuestión de las Islas Malvinas, que es considerada como un caso especial y particular de descolonización".
De acuerdo a esas resoluciones, "se reconoce la existencia de una disputa de soberanía entre la Argentina y el Reino Unido que debe ser resuelta por negociaciones bilaterales, teniendo en cuenta los 'intereses' (no los 'deseos') de los habitantes de las Islas".
En el comunicado, la Cancillería recordó que "la Constitución Argentina tutela específicamente el modo de vida de la población de las Islas Malvinas" y que "la Resolución 2065 de la Asamblea General de las Naciones Unidas le indica a las dos partes que al resolver la controversia de soberanía tengan en cuenta los intereses de esa población",.
"Dado ese mandato, la República Argentina lamenta estas iniciativas irresponsables y de mala fe del Reino Unido e insta a ese país a reconsiderar seriamente su política orientada a desinformar sobre la realidad jurídica y política del territorio disputado que habita", agregó.
Además, remarcó que "las Naciones Unidas y múltiples organizaciones regionales como la Organización de Estados Americanos (OEA), la CELAC, UNASUR, MERCOSUR y foros internacionales y birregionales han exhortado al Reino Unido y a la Argentina a reanudar esas negociaciones para resolver precisamente esa controversia".
Fuente: 
NA