Jueves, 28 Febrero, 2013 - 21:41

Cumbre justicialista
Las internas del PJ se postergan hasta el 15 de diciembre

Para evitar "disputas hacia adentro".

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Consejo Nacional Justicialista postergó hoy las internas partidarias para el 15 de diciembre próximo, después de las elecciones legislativas, con el objetivo de privilegiar "la unidad partidaria" y evitar disputas hacia adentro, y manifestó su "firme respaldo" a la gestión de la presidenta Cristina Fernández.
Durante una reunión de menos de una hora en la sede partidaria de Matheu 130, de esta capital, el máximo órgano del PJ que presidente interinamente el bonaerense Daniel Scioli, se firmó un documento que cuestionó a la oposición por recurrir a "maniobras arteras y alianzas espúreas con intereses de grupos concentrados de poder para esmerilar la posición soberana de nuestro país".
"Estamos organizados, unidos y movilizados para ratificar el apoyo mayoritario del pueblo de la nación ante las elecciones legislativas del presente año y esperamos con muchas esperanzas que el Poder Judicial cumpla con las expectativas de ser guardián de la Constitución Nacional garantizando plenamente la Ley de servicios de Comunicación Audioavisual que desde hace casi cinco años espera su aplicación", afirmó el PJ en el texto.
El partido dejó en claro su "firme respaldo a la gestión liderada por nuestra presidenta Cristina Fernández de Kirchner en un escenario de riesgo e incertidumbre internacional", al tiempo que enfatizó que "este Consejo respalda plena y enfáticamente este modelo económico y social".
Para el partido, "la agenda publica se inscribe en un escenario netamente electoral en donde la oposición no trepida en recurrir a maniobras arteras y alianzas espurias con intereses de grupos concentrados de poder para esmerilar la posición soberana de nuestro país".
Al término del encuentro, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, explicó que "se privilegió el bien común y tener al PJ unido y organizado, en apoyo a la presidencia".
No obstante, Urubey confirmó que durante el cónclave no se habló ni de candidaturas para las elecciones de medio término ni de un proyecto re-reeleccionista detrás de la presidenta, Cristina Fernández.
La orden de la Casa Rosada fue dejar vencer las distintas etapas del cronograma y en última instancia, antes de caer en virtual acefalía, convocar a una nueva fecha de elecciones internas para evitar denuncias, una intervención judicial o la pérdida de personería jurídica.
Ante la decisión presidencial de paralizar el partido, tras un acuerdo de no agresión, kirchnerismo y sciolismo continuaron armando estructuras paralelas a la conducción formal del justicialismo tanto a nivel nacional como de la provincia de Buenos Aires.
La lógica adoptada por el kirchnerismo, es que "quien salga mejor posicionado en las primarias de agosto y las elecciones generales de octubre, se hará de la conducción posterior del PJ" considerado una segunda instancia que dirimirá el liderazgo del peronismo de cara a la sucesión en 2015.
Desde el kirchnerismo admitieron que de esta manera, la presidenta ordenó mantener congelado al partido de gobierno para evitar un adelantamiento de las peleas internas.Del encuentro participaron, además de Scioli y Urtubey, Jorge Capitanich, Sergio Urribarri, Beatriz Rojkés de Alperovich, Carlos Zannini, Juan Manuel Abal Medina, Jorge Landau, Antonio Caló, Omar Viviani, José Luis Lingeri, Víctor Santa María, Dante Gullo, Hugo Curto y Julio Pereyra, entre otros.


Fuente: 
DyN