Lunes, 25 Febrero, 2013 - 12:02

Sin aumentos por 180 días
Suscribieron un acuerdo para sumar al Chaco al plan nacional de control de precios

Los rubros incluidos abarcan desde los artículos de primera
necesidad hasta los impuestos y servicios que presta el Estado (agua, energía y
cloacas), así como las prestadoras médicas privadas, los restaurantes y la
hotelería.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El gobernador Jorge Capitanich suscribió hoy un acuerdo con sectores estratégicos del comercio de bienes y servicios para adherir a la política nacional de control de precios mediante la adecuación local del sistema diseñado por la Secretaría de Comercio Interior que conduce Guillermo Moreno. En el caso chaqueño alcanzará nada menos que a 715 bienes y servicios considerados gravitantes en la fijación de montos y tarifas de venta al consumidor final.

"Buscamos convertir el proceso de oferta y demanda en un círculo virtuoso donde se mantenga el poder adquisitivo del consumidor", sostuvo el primer mandatario durante la firma del entendimiento cuya vigencia será de 180 días a partir de la fecha e importará controles por parte del Estado provincial, que "tiene un rol indelegable que cumplir en esta materia", añadió el titular del Poder Ejecutivo.

Además del gobernador estuvieron presentes, el ministro de Industria, Sebastián Agostini; el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Aguilar; el presidente del Nuevo Banco del Chaco, Sebastián Aguilera; el subsecretario de Comercio; Ricardo Marimón; el subsecretario de Trabajo, Roberto Medina; el presidente de Lotería Chaqueña, Dario Kohli; los intendentes Hugo Sager (Puerto Tirol); Antonio Rodas (Fontana), Juan Mosqueda ( Lapachito), José Luis García (Isla del Cerrito), representantes de las diferentes Cámaras Empresarias, entidades independientes, sindicatos y gremios.

Los rubros comprendidos por el acuerdo son muy amplios y según anticipó el propio Capitanich comprenden desde los artículos de primera necesidad hasta los impuestos y servicios que presta el Estado (agua, energía y cloacas), así como las prestadoras médicas privadas, los restaurantes y a hotelería, incluidos con la convicción de que "el congelamiento de sus precios incrementará la demanda y las utilidades serán más importantes para el empresario que forme parte de la cadena".

El gobernador explicó que "sumamos a los bienes los servicios porque son imprescindibles para la sociedad", a la vez que recalcó el papel que en el acuerdo les cabrá a las organizaciones empresarias y del comercio que suscribieron el acuerdo: "No aumentar tarifas y precios". De la misma manera, el Estado provincial se compromete, a través de sus organismos recaudadores a "no aumentar impuestos para evitar el incremento directo e indirecto y eso lo vamos a cumplir del mismo que vamos a controlar que los municipios no incrementen los impuestos tarifas".

Capitanich analizó desde un punto de vista técnico el fenómeno inflacionario y concluyó que acuerdos de control de precios como el suscripto por el Chaco con los empresarios y comerciantes resultan eficaces en tanto "se crea el círculo virtuoso con mayor actividad económica y mayor sostenibilidad del funcionamiento apropiado del sistema". Ergo, "si uno logra la reducción de expectativa en materia de bienes y servicios, aumenta la demanda, crece la recaudación impositiva y mejora la actividad económica en general", puntualizó.


AUSENCIA DE FECHACO, CÁMARA DE COMERCIO Y LA UNIÓN INDUSTRIAL

Sergio López, presidente de la Cámara de Comercio de Resistencia, señaló que desde esa entidaddecidieron no asistir a la reunión de esta mañana con Capitanich porque están a la espera de un encuentro con el ministro de Trabajo, Sebastián Agostini, a quien le plantearán una serie de inquietudes. "Estamos dispuestos a colaborar con el Gobierno y nos parece importante que se preocupen por el aumento de precios pero hay cosas que inciden en el incremento que no dependen de los comerciantes, como por ejemplo el aumento de los impuestos inmobiliarios, en los ingresos brutos, en los combustibles y además el aumento de salario de los empleados de comercios que rondaría el 25 %" aseguró.

Desde la Unión Industrial del Chaco, Andrés Irigoyen, explicó que no asistieron al encuentro con el Gobernador para firmar el acuerdo porque fueron a visados del mismo "a último momento" y por ello no tuvieron tiempo de convocar a una reunión de Comisión Directiva, para saber cuál sería la posición a tomar. Finalmente, esa reunión se realizará durante este lunes y recién luego darán a conocer cual es la postura de la Unión sobre el acuerdo de precios.

Por su parte, Juan Driussi, vicepresidente de Federación Económica del Chaco, ya había adelantado que "Fechaco no firmará el acuerdo de precios propuesto por la provincia. No somos formadores de precios", dijo a modo argumental.


"La posición de la Federación es no participar de ningún acuerdo de esta naturaleza" remarcó. "Nosotros como entidad gremial no representamos a formadores de precio", afirmó.


Driussi, celebró que se instauren políticas tendientes a frenar la inflación, pero ya el domingo anticipó a Diario Chacoque este lunes no asistirían a la convocatoria. "Todas las medidas que se hagan para frenar una escalada en la inflación son positivas, pero si sólo se firman acá en la provincia son para una foto y titulares de los diarios", sentenció.
"Los comerciantes no somos especuladores; somos empresarios que todos los días trabajamos para seguir creciendo y viviendo", remarcó Driussi.