Sábado, 23 Febrero, 2013 - 11:33

Juicio por la deuda pública
Argentina prepara argumentos para una audiencia clave en Nueva York

Representantes
nacionales y de los fondos buitre presentarán sus argumentos la semana próxima.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El juicio por la deuda pública en Nueva York comenzará a definirse el próximo miércoles, cuando la Argentina y los fondos buitre que exigen pagos por el cien por cien de los bonos en default en su poder presenten argumentos orales ante el tribunal que debe definir la cuestión.
La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito emitirá luego una decisión, lo que podrá llegar tras algunas semanas o meses de deliberaciones y análisis de los magistrados. Durante la audiencia se espera que los abogados del estudio Cleary, Gottlieb, Steen y Hamilton planteen la posición argentina durante quince minutos.
El Gobierno nacional aún no confirmó si en la audiencia estarán presentes funcionarios del Ministerio de Economía.

La audiencia del miércoles fue convocada por el tribunal el 28 de noviembre pasado, cuando en una decisión de último minuto, dispuso "no innovar", tras el fallo adverso que el Gobierno nacional había recibido por parte del juez Thomas Griesa. La Cámara permitió así que el país pagara sin que fuera afectado por los fondos buitre unos 3.300 millones de dólares a los bonistas que aceptaron los canjes de 2005 y 2010.
Pero ahora vuelve a pender sobre la
Argentina la amenaza del llamado "default técnico". En los argumentos ya presentados, el país advirtió que si se sostiene la posición del juez Griesa de avanzar con el pago a los fondos buitre en forma completa, se podrían desencadenar más juicios contra el país, en total por unos 43 mil millones de dólares.
Los cálculos del Ministerio de Economía incluyen la posibilidad de que quienes aceptaron los canjes con quita que propuso la Argentina se sientan afectados si es que otros bonistas reciben el 100 por ciento de la deuda en default y también avancen en litigios contra el país.

La magnitud de los montos en juego en el pleito hizo que la Casa Blanca y algunos de los fondos de inversión más importantes de Wall Street presentaran argumentos a favor de la
Argentina durante el juicio.


Además, la audiencia del miércoles será seguida de cerca por la prensa internacional especializada en economía y finanzas. El conflicto legal en Nueva York recrudeció el año pasado, luego de que el juez Griesa determinó que la Argentina violó una cláusula -"pari passu"- de los bonos.


Según el planteo de loa fondos buitre, avalado por Griesa en febrero de 2012, en esos instrumentos se indica que todos los acreedores deben ser tratados de manera igualitaria y eso no habría ocurrido a partir de los canjes de la deuda pública que concretó la Argentina. Por lo tanto, no correspondería que los "nuevos" bonistas cobren puntualmente, como lo vienen haciendo, pero los tenedores de deuda en default no.


Los fondos Elliott Management y Aurelius Capital tienen en su poder bonos por 1.330 millones de dólares. El 26 de octubre pasado, la corte ante la que ahora argumentará nuevamente la Argentina apoyó la decisión de Griesa.


El nivel de tensión aumentó a partir del 21 de noviembre, cuando Griesa ordenó que la Argentina depositara 1.330 millones de dólares, lo que a su vez bloqueaba la posibilidad de pagar puntualmente a los restantes bonistas un vencimiento de deuda el
15 de diciembre.

En ese contexto, la Argentina argumentó que podría reabrir el canje de deuda para los fondos buitre, en las mismas condiciones que planteó en 2010. Para eso podría avanzar en un proyecto en el Congreso que reforme la llamada "ley cerrojo".


A partir de la audiencia de esta semana se espera que también comience a definirse la situación del Bank of New York Mellon, que corre el riesgo de entrar en colisión con la
Justicia norteamericana. Es que a través de esa entidad se hacen los pagos de la deuda por parte de la Argentina.

En el marco del litigio, el juez Griesa ordenó un pago "proporcional" a los bonistas, concepto que ahora también debe ser aclarado por la Cámara de Apelaciones del Segundo Circuito.
Fuente: 
Agencia NA