Viernes, 22 Febrero, 2013 - 19:11

Plaza de Mayo
Familiares de las víctimas de Once honraron a sus muertos y piden justicia

Se renuevan las duras críticas al Gobierno nacional. No participan organizaciones politicas.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Insultos, silbidos y abucheos, junto a las lágrimas, el rezo y
el reclamo interminable de "justicia", confluyeron a las 8:32 en
la estación de Once, momento exacto en el que hace un año la
formación impactó contra las barras de contención del andén número
dos causando 51 muertos y centenares de heridos.




La mención a la presidenta Cristina Kirchner, al ministro de

Planificación Federal, Julio de Vido, y a los ex secretarios de
Transporte Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime encendió la mecha de
los reproches de los familiares y quienes se acercaron hasta el
andén para recordar la tragedia.



Fue en ese lugar donde se inició el recuerdo de las víctimas,

que continuó luego con una misa en la Catedral Metropolitana y una
marcha a Plaza de Mayo, contra las políticas de transporte del
Gobierno y el pedido de justicia.



Ornamentadas con rosas rojas, las fotografías de familiares

fallecidos y velas, el emotivo acto en la estación estuvo
enmarcado también por un profundo dolor: a las 8:32, el sonido de
una sirena recordó a las víctimas, seguido de un respetuoso minuto
de silencio de los presentes.



Uno de los momentos más emotivos se vivió cuando una formación

del ex ferrocarril Sarmiento llegó a la estación y los pasajeros
comenzaron a aplaudir a los familiares que participaban del acto.



Luego llegaron las críticas: cuando el actor Manuel Callau

-quien ofició de vocero del grupo Plataforma 2012- leyó un texto y
mencionó a la presidenta Kirchner y a De Vido se escucharon
insultos y silbidos, mientras que en los casos de Schiavi y Jaime,
el repudio incluyó acusaciones de "corrupto" y "asesino".



"No fue una fatalidad ni un accidente sino un crimen social

largamente anunciado", denunciaron los intelectuales, entre los
que se contaban a la socióloga Maristella Svampa, y denunciaron
que los subsidios al transporte terminaron "engordando los
bolsillos de grupos amigos (del Gobierno) como los hermanos
cirigliano, de TBA".



Del acto también participó la titular de Madres de Plaza de

Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, quien se abrazó con algunos
de los familiares, y advirtió: "Me siento víctima de esta
tragedia".



Cortiñas cuestionó además las palabras con las que la

presidenta Cristina Kirchner rindió este jueves homenaje a las
víctimas de la tragedia: "No estoy de acuerdo con las palabras
de la Presidenta. Los 33 años que venimos luchando no saldan la
herida", enfatizó Cortiñas, quien reclamó que el Gobierno
"reconozca desde las más altas autoridades" la situación
del transporte ferroviario en el país.



Sobre el mediodía llegó el momento de la misa en la Catedral

Metropolitana, donde la Iglesia, en la voz del obispo auxiliar de
Buenos Aires Eduardo García, advirtió sobre la existencia de
"interrogantes silenciados" en torno a la tragedia de Once y
reclamó que "nunca más" se esté en presencia de "la muerte
absurda".



"No solamente ustedes están rezando, no están solos. Toda la

Iglesia hoy se une a su dolor y pide por y también pide con
ustedes", enfatizó García en su homilía en la Catedral
Metropolitana.



Las actividades concluyeron con la marcha a Plaza de Mayo,

donde se proyectaron videos para recordar su lucha de doce meses,
se leyó un documento donde no cesaron su reclamo de justicia y
fueron acompañados musicalmente por Kevin Johansen, Leo
García y el grupo Air Bag.

Fuente Agencia NA.