Viernes, 22 Febrero, 2013 - 14:35

Revelaciones y escándalos en el cónclave para elegir nuevo Papa

Una serie de revelaciones sobre una trama de corrupción, sexo y tráfico de influencias en el Vaticano, lanzadas esta semana por la prensa italiana, ensombrecen el Cónclave para la elección de un nuevo Papa tras la histórica renuncia de Benedicto XVI.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Las escandalosas denuncias, publicadas por dos importantesmedios de comunicación de Italia, el diario La Repubblica y larevista Panorama, aseguran que el Papa decidió renunciar al cargotras recibir un informe ultrasecreto de 300 páginas, realizado portres ancianos e intachables cardenales.
En el informe se describen las luchas internas por el poder yel dinero, así como el sistema de "chantajes" internos basados endebilidades sexuales, el llamado "lobby gay" del Vaticano.
"Fantasías, invenciones, opiniones", aseguró el jueves portavozdel Vaticano, el padre Federico Lombardi, tras advertir que nocomentará los artículos y que los cardenales involucrados noaceptarán conceder entrevistas.
Bajo el título "No fornicarás, ni robarás, los mandamientosviolados en el informe que sacudió al Papa", el diario romanosostiene que el anciano cardenal español Julián Herranz, del OpusDei, que presidió la investigación cardenalicia, ilustró el 9 deoctubre pasado al Papa los "asuntos más escabrosos" del informe,en particular la existencia de una "red transversal unida por laorientación sexual".
"Por primera vez la palabra homosexualidad fue pronunciada enel apartamento papal", sostiene el diario.
La Repubblica asegura que durante ocho meses los cardenalesinterrogaron a numerosos cardenales, obispos y laicos,dividiéndolos por congregación y nacionalidad, y establecieron queexisten varios grupos de presión dentro del Vaticano, entre ellosuno sujeto a chantaje, a "impropriam influentiam" por suhomosexualidad.
Otro grupo se especializa en montar y desmontar carreras dentrode la jerarquía vaticana y otro aprovecha para usarmultimillonarios recursos para sus propios intereses a la sombrade la cúpula de San Pedro a través del banco del Vaticano, segúnla publicación, que el viernes describe la "guerra por el dineroen el Banco de Dios".
En su informe especial, la revista Panorama, en un artículofirmado por Ignazio Ingrado, sostiene que el documentocardenalicio será determinante para la elección del sucesor deBenedicto XVI.
Para las dos publicaciones, el Papa, que fue informado envarias ocasiones del resultado de la investigación de los trescardenales, se convenció de que un sucesor más joven, fuerte yenérgico, era el mejor indicado para hacer la limpieza en lamilenaria institución, y por ello decidió dejar el Trono de Pedroel próximo 28 de febrero.
"Este asunto se ha agrandado enormemente. Le aseguro comopresidente de esa comisión que se ha creado una burbuja curial quese ha pinchado por sí sola", aseguró el cardenal Herranz aldiario español El País.
En la entrevista, publicada el pasado 18 de febrero, elpurpurado asegura que "querer ver nidos de víboras, mafias queluchan entre sí, odios internos, todo eso es absolutamente falso".
Si bien reconoce que hay "ovejas negras", como en todas lasfamilias, el gobierno de la Iglesia es "el menos corrupto y mástransparente que hay", dijo.
Faltando poco menos de una semana para que Benedicto XVIformalice su renuncia al pontificado "por falta de fuerzas", unadecisión inédita, salen a relucir todos los escándalos y anomalíasque han sacudido sus casi ocho años de pontificado.
"Que se ponga fin a una gestión del poder basada en cartasanónimas y vicios infames", pidió el periodista católico DinoBoffo, víctima hace dos años de una serie de rumores sobre susexualidad que le costaron la dirección de la revista católicaAvvenire.
Antes del Cónclave, que se celebrará a mediados de marzo, unaasociación católica estadounidense, Catholics United, lanzó unapetición para impedir que el cardenal estadounidense Roger Mahonyviaje a Roma para participar en la elección del futuro Papa.
Acusado de haber encubierto casos de pedofilia presuntamentecometidos por un centenar de religiosos, el caso del purpuradoestadounidense se suma a los demás escándalos que Joseph Ratzingerdeja como herencia a su sucesor.
Fuente: 
AFP NA