Martes, 19 Febrero, 2013 - 18:17

La brecha es del 55,5 %
Volvió a subir el dólar blue y cerró a $ 7,81

Los operadores parecen dispuestos a una pulseada "interminable" con el gobierno.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El dólar volvió a escaparse hoy a pesar de los esfuerzos del gobierno por controlarlo, alsubir once centavos, a 7,81 pesos, y ampliar la brecha con el oficial.
El dólar marginal presiona sobre la inflación y continúa distorsionando mercados como el inmobiliario, que atraviesa su peor momento desde hace quince años.
La brecha entre el dólar "blue" y el oficial se amplió al 55,5 por ciento, el nivel más alto desde que la Casa Rosada debió convalidar un cuasi desdoblamiento cambiario, ante una feroz fuga de capitales.
El impacto de esta medida golpeó muy duro a algunos sectores, como el inmobiliario, cuyo desempeño en 2012 fue aún peor que en el 2001-2002, cuando se produjo la peor crisis económica de la Argentina.
En el mercado oficial, donde no se puede adquirir divisas ni para atesoramiento ni operaciones comerciales, el dólar operó a 4,97 pesos para la compra y 5,02 para la venta.
Pese a los esfuerzos del Banco Central, el "blue" se mantiene firme y los operadores parecen dispuestos a una pulseada interminable con el gobierno.
Los operadores del mercado marginal notaron durante la jornada la ausencia en el mercado marginal de casas de cambios cercanas al gobierno.
Observadores consideran que el dólar paralelo cotizará en las próximas semanas más cercano a los 8 pesos, aunque pronosticó que "va a depender de la cosecha que no vaya a un tipo de cambio mucho más elevado".
Existe un convencimiento en el sector comercial y financiero de que el gobierno mantendrá el cepo al dólar por un largo plazo, y por eso hay pulseadas a diario por ubicar la divisa en el nivel más alto posible.
En el segmento mayorista, la moneda estadounidense ascendió un centavo, a $ 5,020 para la compra y $ 5,025 para la venta. Por su parte, el euro cerró sin cambios, a $ 6,64 para punta compradora y a $ 6,82 la vendedora.
Fuente: 
NA