Sábado, 16 Febrero, 2013 - 11:40

El memorándum con Irán desconoce la soberanía argentina

El autor basa su
oposición al tratado en "la violación y desconocimiento que Irán demuestra para
con la justicia argentina".

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Luego de haber analizado todo lo sucedido en plenario de las comisiones de Relaciones Exteriores y Culto, de Asuntos Constitucionales y de Justicia y Asuntos Penales que se llevó a cabo el miércoles 13 de febrero, en el Salón Azul del Honorable Senado de la Nación estoy mas convencido aún para declarar y sostener mi oposición al acuerdo basándome como primera medida en la violación y desconocimiento que Irán demuestra para con la justicia argentina.
Con este acuerdo nuestro país pierde la soberanía jurisdiccional y como si eso fuera poco también renuncia, implícitamente, a ejercer su derecho, es decir, juzgar en Argentina. Ya que como es de público conocimiento los actos deben juzgarse en el país que se llevaron a cabo y la AMIA es Argentina.
Como corolario de lo que acabo de mencionar es preciso resaltar que el acuerdo es inconstitucional, ya que se viola el artículo 109 de la Constitución Nacional, donde se hace mención a que "en ningún caso, el presidente de la Nación puede ejercer funciones judiciales, arrogarse el conocimiento de causas pendientes o restablecer las fenecidas".
Si en lugar de hacer respetar a nivel internacional lo que nuestra Justicia investigó, atacamos a las organizaciones que representan a las víctimas o lanzamos ultimátums a los legisladores con pseudo amenazas, como hemos podido observar en el Senado, estamos más que seguros que el camino esta muy lejos de ser el correcto.
El Estado iraní, mancilla y desconoce a la Justicia argentina, y más grave aún es que el gobierno de nuestro país, al firmar el acuerdo, lo consciente.
Es menester alzar la voz para que Irán no siga burlando nuestro sistema de Justicia. Y que por fin todos los argentinos encontremos el consuelo que sólo se alcanza con la condena de los responsables.
La firma del acuerdo es una genuflexión del gobierno argentino ante un país de tradición terrorista, digna del mayor de los rechazos. De aprobarse por el Congreso se convertiría en la peor vergüenza de la historia de nuestra República.
Qué mensaje pretendemos darle a nuestro pueblo, y al mundo en su totalidad, si nos asociamos con un país que no reconoce al Holocausto como tal, que no concede que se indague a sospechosos iraníes, que niega el derecho a existir al Estado de Israel, que desarrolla armas nucleares violando lo establecido por el Consejo de Seguridad de la ONU y que no respeta los derechos humanos.
Claro está que, tal vez, lo que el oficialismo esconde al defender y votar un acuerdo por demás oprobioso es sus ansias de encaramarse como el líder del frente anti-imperialista de la región toda vez que Chávez lo dejó vacante y ni Correa ni Maduro, por motivos diversos, pueden tomar su posta. Sólo de esa manera se puede entender la repentina hermandad oficialista argentina-iraní y los enojos de nuestra presidenta con las entidades judías.Una vez más el ejecutivo nos convoca a un hecho consumado y esa es la primer pista para desconfiar del acuerdo.
Ya que lo que para Argentina será supra-constitucional para Irán quedaría en un muy conveniente acuerdo político/económico.
Por respeto a la verdad y la justicia insto a los legisladores oficialistas a que voten con la razón y no con la sumisión. La causa AMIA no merece que le declaren el punto final.
(*) Diputado Nacional por el Frente Peronista.
Fuente: 
Agencia DyN