Viernes, 15 Febrero, 2013 - 12:47

Día de la lucha contra el cáncer infantil

En nuestro país se diagnostican cada año entre 1.200 y 1.300 casos de cáncer infantil, de los que el 65% se cura.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La adecuada contención psicológica y social de los niños enfermos de cáncer y de sus familias es central para garantizar no solo la cura, sino la posibilidad de tener una vida plena en la adultez, afirmaron especialistas al conmemorarse hoy el Día Nacional para la Lucha contra el Cáncer Infantil.
"Antiguamente se quería que los chicos se curaran, hoy el desafío es la inserción social plena de los niños con cáncer, por eso hablamos de cuidados integrales", indicó Pablo Pesce, oncólogo infantil y coordinador del área de pediatría del Instituto Nacional del Cáncer (INC), un organismo dependiente del Ministerio de Salud de la Nación.
Añadió que "desde esta mirada, la contención y el acompañamiento profesional no terminan cuando el médico dice: "estás curado", sino que el equipo sigue trabajando con el niño en su dimensión psicológica y social".
"Desde el momento en el que se interna al chico para realizarle las pruebas para el diagnóstico ya existe un cambio de rutina y una exposición a una situación estresante", explicó la licenciada Teresa Méndez, responsable del área de psicología de la Fundación Flexer.Y añadió: "El cáncer se puede curar, entonces es importante pensar en todos los aspectos; por eso el trabajo interdisciplinario es esencial para que el niño pueda crecer con iguales recursos que otros y desarrollar una vida adulta plena y feliz".
La especialista explicó que "la noticia del diagnóstico de cáncer es siempre devastadora para los padres, entonces es importante brindarles la información en forma clara pero respetando los tiempos para que la puedan ir digiriendo"."En el caso de los niños, la forma y el contenido de lo que se les dice se acuerda entre el equipo y la familia, en general lo que se le dice es que él se encuentra allí porque tiene una enfermedad y lo estamos ayudando para que se cure", comentó.
No siempre esa enfermedad es llamada por su nombre con los chicos y la psicóloga señaló: "Si bien cada familia es particular, es común que algunos padres no quieran usar la palabra cáncer, y nosotros acompañamos esas decisiones".
"Hay dos elementos que son centrales en los chicos, uno es el juego y el otro es la escuela, porque son las actividades propias de su edad", destacó.En referencia al juego, Méndez explicó que "los niños elaboran a través del juego las situaciones que le son difíciles de transitar; por ejemplo, cuando juegan al doctor están anticipando en sus fantasías situaciones a las que luego deberán exponerse".
Según la especialista, "que el niño tenga actividad lúdica es central durante el tratamiento y también que se convierta en el actor principal de lo que le está pasando y que no sea tratado como un objeto que es llevado de aquí para allá".
"La escuela también es un ámbito propio de la infancia, aunque no siempre se puede sostener durante el tratamiento porque existe mucha migración con motivo asistencial", destacó.En este sentido, la doctora Florencia Moreno, directora del Registro Oncológico Hospitalario Argentino (ROHA), que depende del INC, informó que el 40% de los niños con cáncer tuvieron que trasladarse de ciudad durante algún momento de su tratamiento.
"Existen en el país 30 hospitales públicos que atienden al 85% de los niños con cáncer del país, y la mitad de estos chicos se encuentran en cuatro hospitales: Gutiérrez y Garrahan, en la Capital Federal; el de Córdoba y el de La Plata", describió.La experta explicó que "siempre que se detecta cáncer infantil se tiene que derivar a centros de salud donde existan unidades oncológicas pediátricas multidisciplinarias, es decir, no es una enfermedad que la pueda seguir un oncólogo particular sin un equipo".
"El fortalecimiento de las redes asistenciales en el Interior es uno de los objetivos centrales del instituto", apuntó por su parte Pesce, quien añadió que "el otro tema que se debe mejorar es en el diagnóstico temprano, ya que constituye una causa evitable de muerte".En este sentido, el INC llevará adelante a partir de hoy una campaña destinada a los trabajadores de la salud denominada "Cuándo sospechar cáncer en la infancia", que consistirá en capacitaciones a lo largo de todo el país.
En la Argentina se diagnostican cada año entre 1.200 y 1.300 casos de cáncer en menores de 15 años, de los que el 65% se cura."En los últimos diez años, esta cifra se mantuvo estable", explicó Pesce, al tiempo que destacó que "en nuestro país no hay mayor incidencia de cáncer infantil que en cualquier otro del primer o tercer mundo".
El tipo más frecuente en la infancia es la leucemia, seguido de los tumores del sistema nervioso central y los linfomas.
Hoy se conmemorael día nacional de lucha contra esta enfermedad a partir de la Ley 26.803.
Fuente: 
Eldiario24