Viernes, 15 Febrero, 2013 - 10:01

Con los Schoklender detenidos, Oyarbide indagará a Felisa Miceli

Según agregó el magistrado, "hay mucha prueba por producir".

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El juez federal Norberto Oyarbide reveló esta mañana que citó "a declaración indagatoria" a la ex ministra de Economía Felisa Miceli, en la causa por irregularidades en la construcción de viviendas a través de una fundación de las Madres de Plaza de Mayo, y sostuvo que "hay mucha prueba por producir" en el caso.
Además, indicó que Alejandra Bonafini, la hija de la titular de la organización, Hebe de Bonafini, "está con una falta de mérito transitoria porque esto así lo he considerado", tras las detenciones de ayer de los hermanos Sergio y Pablo Schoklender y del contador Alejandro Gotkin.
"Ya dispuse la convocatoria a declaración indagatoria de la señora Felisa Miceli", quien según Sergio Schoklender manejaba las cuentas de la Fundación, "y varios testigos que solicitó Pablo Schoklender", reveló Oyarbide en declaraciones a la prensa afuera de su casa, en el barrio porteño de Recoleta.
El juez sostuvo que "el Banco Central de la República Argentina encontró en los balances estudios contables con irregularidades que superan los 25 millones de pesos; entre el año 2009 al 2011 nuevamente el BCRA estipula con toda claridad que los Schoklender manejaban 1.126 millones de pesos".
Puntualizó que cuenta con "1500 documentos donde se da cuenta con toda prolijidad el trabajo desarrollado por el juzgado" y remarcó la "colaboración extraordinaria" que dio el BCRA.
"También lo ha hecho la Auditoría General de la Nación, de modo absolutamente brillante, y por cierto también el departamento específico de la Policía Federal", expresó.
Respecto de Schoklender y Gotkin, Oyarbide aseguró que "ellos están detenidos, presentarán las (solicitudes de) excarcelaciones y decidirá la Cámara, que es mi superior, lo que corresponda".
Según señaló, reunió "elementos" que le dieron "la apoyatura legal pertinente para proceder" como lo hizo ayer, cuando procesó a los tres imputados y dispuso que volvieran a quedar detenidos por el escándalo.
A Sergio Schoklender se lo consideró jefe de una asociación ilícita que defraudó al Estado y lavó dinero, mientras que su hermano Pablo Schoklender y el contador Gotkin fueron procesados como organizadores de esa banda, según indicaron a DyN fuentes judiciales que tuvieron acceso a la resolución.
Mientras que Alejandra Bonafini -la hija de Hebe de Bonafini- recibió una "falta de mérito", el juez dispuso casi medio centenar de procesamientos, pero sólo tres incluyeron una prisión preventiva y millonarios embargos.
Oyarbide investiga el presunto desvío de 280 de unos 750 millones de pesos que la Fundación que pertenecía a la asociación de las Madres de Plaza de Mayo recibió del Ministerio de Planificación Federal para la construcción de viviendas sociales.Esta mañana, precisó que "para el 30 de mayo de 2012, la Policía Federal Argentina advierte un déficit en la Fundación de 183 millones de pesos". Además, indicó que "también se ha advertido una evasión impositiva de 146 millones de pesos".
"Es la Auditoría General de la Nación la que hace hincapié sobre la responsabilidad de determinados funcionarios públicos", explicó. Oyarbide remarcó que "hay mucha prueba por producir" y "la causa continúa".
Fuente: 
Agencia DyN