Jueves, 14 Febrero, 2013 - 15:33

Transferencia tecnológica
Más de $ 240 millones para financiar la agricultura familiar en Chaco y Entre Ríos

El programa financiero que se aplicará a "cadenas de valor" de ambos distritos fue presentado por Capitanich.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Un programa que promueve el desarrollo rural en cadenas de valor agropecuarias seleccionadas en las provincias del Chaco y Entre Ríos a través de mecanismos que apoyan la transferencia de nuevas tecnologías, facilitan el acceso al financiamiento, promueven la organización e inserción de los productores y aumentan la inversión de la agricultura familiar, fue presentado por el gobernador Jorge Capitanich en una reunión celebrada en el Salón de Acuerdos de la casa de gobierno, de la que participaron los ministros, de Producción Enrique Orban y de Planificación, Raúl Codutti, el coordinador nacional del Programa de Desarrollo para la Agricultura Familiar (Prodaf), Jesús Leguiza, Emilio Sbrocco por la UCAR y la coordinadora técnica del Prodear, Marta Soneira.
El objetivo del programa es alcanzar la incorporación y transferencia de tecnología al sector de pequeños productores incorporados a la cadena algodonera y bovina, cuyo perfil debe encuadrarse para ganaderos de 100 a 400 cabezas y agrícolas de 60 a 350 hectáreas, para el caso de algodoneros de 60 a 150 hectáreas cultivadas.
El presupuesto total para el financiamiento del programa es de 48 millones de dólares; 22 millones para los ANR y asistencia técnica y 27 millones para el apalancamiento de una Sociedad de Garantía Recíproca o una entidad financiera con las que el Prodaf deberá suscribir un convenio para la administración de los recursos aportados que permitirá la emisión de los avales.
El mecanismo de financiamiento consistirá en un sistema de cofinanciamiento: 12.500 dólares en ANR y hasta 30% de inversión por productor.
Podrán presentar Programas de Negocios (PN) las organizaciones formales, los grupos no formales y los productores individuales que cumplan con el perfil de beneficiario definido en el reglamento operativo.
El Prodaf prevé dos instrumentos financieros de apoyo para la implementación de las tecnologías elegibles en los programas de negocios, que permiten mejorar la competitividad de las cadenas de valor agropecuarias seleccionadas. Uno consiste en aportes no reembolsables para apalancar los recursos de los productores y el otro, en un fondo de garantía administrado por una Sociedad de Garantía Recíproca o entidad bancaria, que emitirá avales a favor de las organizaciones o productores para facilitarles el acceso al financiamiento bancario para cubrir el resto de la inversión detallada en el programa de negocios.
Durante la reunión se evaluó el alcance de este programa que en principio está diseñado pata atender las cadenas algodonera y cárnica, pero se sugirió la posibilidad de adaptar el programa, flexibilizarlo para incorporar otra cadena en virtud de que está pensado para la producción primaria y es adaptable para que el alcance sea más amplio e incorporar también a la producción caprina.
BENEFICIOSO PARA EL CHACO
El gobernador Capitanich consideró que para el Chaco se trata de un aporte muy importante por cuanto el Prodaf cuenta con financiamiento internacional con asignación de recursos sin contrapartida por parte del Estado provincial y les permite canalizar asignación de recursos en forma de subsidios explícitos para procesos productivos integrados en dos cadenas, la textil y la cárnica en el Chaco y esto equivale a la aplicación de aproximadamente 22 millones de dólares de acuerdo con el financiamiento internacional previsto y se establecerá un mecanismo de particionar los fondos a los efectos de canalizar una metodología de asignación de recursos para la producción algodonera con paquetes tecnológicos integrados que permitan garantizar incrementos de rendimientos de fibra por hectárea de manera de poder establecer un punto mínimo de producción equivalente a 200.000 hectáreas en la provincia. Se combinará un mecanismo de uso del fondo algodonero establecido por la ley 26.061 con este a los efectos de potenciar el desarrollo en agricultura familiar para la producción algodonera de carácter sustentable y por los demás se otorgarán 6 millones de dólares para producción caprina integrada y 5 millones para producción bovina. En ese contexto entre el 6, 7, 8 y 9 de junio se espera que este programa se encuentre en pleno proceso de ejecución con las modificaciones del reglamento operativo, la identificación de los productores a los efectos de garantizar el desarrollo.
En el caso de la producción caprina, explicó que lo que se pretende es potenciar claramente el uso de genética animal de alta calidad para expandir la capacidad productiva, aumentar el abastecimiento del mercado interno y las exportaciones, convencidos de que es el modelo que funcionará adecuadamente de modo que el productor pueda contar con una asistencia de carácter subsidiada que a su vez tiene un efecto multiplicador por el apalancamiento que tenga con un sistema de fondo de garantía.
En definitiva, cuando se arma la asistencia entre subsidio más apalancamiento de garantía se habla de un financiamiento de 150 millones de pesos.
Para la designación de beneficiarios explicó el gobernador que se establecerán mecanismos flexibles que permitan por ejemplo potenciar los consorcios rurales integrados y organizados o el segmento de productores que ya está seleccionado por el programa.