Jueves, 14 Febrero, 2013 - 07:17

Al Banco Mundial y al BID
Londres pidió bloquear préstamos internacionales a la Argentina

Adoptó esta decisión por la falta de cumplimiento de la Argentina al Ciadi.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Adujo que es por la falta de cumplimiento de la Argentina en el Ciadi y la sanción del FMI. Legisladores británicos lo habían pedido como una represalia a la política K sobre las islas Malvinas.

El Reino Unido votará en contra de otorgar nuevos préstamos a la Argentina en el Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Según la información oficial, la decisión se debe a la falta de pago de sentencias contrarias por parte del país en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) y a la reciente moción de censura que aplicó el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la falta de estadísticas confiables.


La iniciativa había surgido de un grupo de bonistas con deuda en default como represalia al reclamo de soberanía argentina en las islas Malvinas, argumento que tomaron 29 diputados conservadores en julio para presentar la propuesta. Pero el gobierno británico no lo mencionó en sus considerandos.


Gran Bretaña se suma así a Estados Unidos, España y Alemania, que vienen votando contra la Argentina en el BID.


Justine Greening, secretaria de Estado para Desarrollo Internacional del gobierno conservador de James Cameron confirmó el martes, al realizar un informe ante el Parlamento de su país: He instruido a los representantes del Reino Unido en el BID y el BM para que voten contra toda nueva propuesta de ayuda financiera que el gobierno de la República de Argentina presente en esas instituciones, aunque reservándonos el derecho de apoyar propuestas que puedan demostrar beneficios excepcionales para la población más pobre de Argentina.


Luego de argumentar que los escasos recursos de los bancos multilaterales deben usarse con eficacia para promover el desarrollo, agregó: A la luz de las recientes acciones del gobierno argentino, ya no estoy segura de que las futuras inversiones en Argentina sean consistentes con estos objetivos.

Y enumeró: Acciones que incluyen el fracaso en la comparecencia ante el Ciadi, el fracaso en el acuerdo de revisiones del artículo IV del FMI desde 2006, y la reciente censura del FMI, la primera de su clase, como resultado del continuo fracaso para remediar el incumplimiento de las obligaciones estadísticas en virtud de los estatutos del FMI, socavan seriamente nuestra capacidad de evaluar correctamente los futuros préstamos propuestos por los bancos multilaterales de desarrollo.

Aunque el Gobierno británico evitó mencionarla como motivo de su decisión, la cuestión Malvinas se coló en la la agenda.
A principios de julio, un grupo de 29 diputados conservadores habían pedido al gobierno de Cameron que votara contra la Argentina en los organismos de crédito.


Entonces, el diputado Andrew Rosindell afirmó: ?Esta Casa nota que, a pesar de los repetidos ataques hacia Gran Bretaña y el derecho de los malvinences a permanecer británicos, Argentina recibe préstamos sustanciales del Banco Mundial?, donde el Reino Unido es contribuyente.

La moción obedecía a un reclamo de la asociación UK Tax Payers? Alliance, el grupo de tareas británico que reclama por sus tenencias de bonos en default. Su par estadounidense, la American Task Force Argentina (ATFA), saludó la medida. ?Aplaudimos al Reino Unido por su decisión de votar contra futuros créditos a Argentina?, dijo el director de la entidad, Robert Raben.

Estados Unidos vota contra el país desde septiembre de 2011 por presión del ATFA. Luego se sumaron Alemania y España, que se opuso al desembolso de préstamos después de la estatización parcial de YPF. Sin embargo, esos votos no alcanzan para bloquear los créditos. Estados Unidos tiene el 16,56% de los votos, Alemania otro 4,58% y España, 1,77%. Gran Bretaña sumará a este grupo otro 4,1%, con lo que el país arrancará cualquier votación con el 27,01% de los sufragios en contra. Los créditos se aprueban con el 51% de los votos.


En diciembre, el BID aprobó una estrategia de créditos al país por u$s 6.000 millones para los próximos cuatro años, que ahora deberán refrendarse uno por uno, con el voto británico en contra.

El BM aportó financiamiento por u$s 2.223,4 millones en 2011, último dato disponible. El año pasado, el organismo no revalidó un programa de créditos hasta 2015.
Fuente: 
El Cronista