Lunes, 11 Febrero, 2013 - 09:42

Para el vocero del Vaticano la renuncia del Papa los "ha pillado a todos por sorpresa"

Estas han sido las primeras palabras del portavoz del
Vaticano, Federico Lombardi, tras saltar a la luz la renuncia al
Pontificado.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
"La renuncia de Benedicto XVI nos ha pillado a todos por
sorpresa". Estas han sido las primeras palabras del portavoz del
Vaticano, Federico Lombardi, tras saltar a la luz la renuncia al
Pontificado anunciado por el papa Ratzinger, de casi 86 años.
Lombardi ha comparecido en una rueda de prensa para
analizar la decisión de Joseph Ratzinger, que considera "muy importante"
para la Iglesia. El jesuita ha descartado que se trate de una decisión
"improvisada" y asegura que ha sido "muy madurada por él".
Lombardi ha revelado que el Papa ha aprovechado que hoy se
reunía con los cardenales presentes en la Curia para aprobar varias
fechas de canonizaciones para anunciar su decisión. "Lo hizo en latín,
al final del consistorio de cardenales", ha señalado el portavoz, que se
ha referido a la carta escrita por el papa para anunciar su renuncia,
medida que ha adoptado por motivos de edad, al notar que les faltan las
fuerzas para gobernar la Barca de Pedro.
"Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi
conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no
tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino. Soy muy
consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe
ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en
no menor grado sufriendo y rezando", ha escrito el Papa.
El cardenal ha
reforzado estas palabras y ha comentado que, pese a los últimos rumores
que apuntaban a que la salud de Ratzinger estaba mejor que nunca,
"nosotros le hemos notado su cansancio en los últimos meses".
Lombardi también ha destacado que el Papa ha tomado la
decisión en plenas facultades mentales y ha recordado que la renuncia de
un Papa está prevista en el Código de Derecho Canónico, que establece
que para que sea válida es necesario que sea libre y precisa que no
puede ser aceptada por nadie.
El portavoz del Vaticano ha aclarado que
"la experiencia nos habla de unos 15 días para la elección", por lo que
prevé que que para marzo haya un nuevo Papa.


El futuro de Ratzinger
La pregunta es: ¿A qué se dedicará ahora Benedicto XVI?
Lombardi lo ha aclarado: Ratzinger se trasladará a la residencia de
Castel Gandolfo cuando comience la Sede Vacante y una vez que haya nuevo
papa se retirará a un monasterio de clausura dentro del Vaticano. La
Sede Vacante, es decir, el tiempo que transcurre desde que un papa
fallece, o renuncia, como ha anunciado Benedicto XVI, hasta que se elige
al sucesor, comenzará el 28 de febrero de 2013 a las ocho de la tarde
de Roma (19.00 GMT), según ha anunciado el propio pontífice en su carta
de renuncia.
En ese momento, Benedicto XVI se trasladará a la residencia
de los papas de Castel Gandolfo, a una treintena de kilómetros al sur
de Roma. Durante el tiempo de Sede Vacante se realizará obras de
acondicionamiento del apartamento papal. Una vez que el cónclave que
habrá que convocar haya elegido nuevo Pontífice, Benedicto XVI tiene
previsto pasar el resto de sus días en un monasterio de monjas de
clausura dentro del Vaticano. "Se dedicará a la reflexión y al estudio",
explica Lombardi.

Fuente: 
El Comercio.es