Domingo, 9 Diciembre, 2012 - 17:01

Área para algodón supera el 80 % de superficie a implantar en Chaco

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Aseguran que esta campaña verá reducida su nivel de cobertura por las alternativas que suscitan otros cultivos como la soja y el girasol.

La siembra de algodón que tendrá por destino la industria textil ronda el 83 por ciento de las 150 mil hectáreas que se sembrarían en la provincia de Chaco, en el marco de una campaña que ve reducida su nivel de cobertura por las alternativas que suscitan otros cultivos como la soja y el girasol.
Desde el sector de la producción algodonera se habla de un mal año en lo que se refiere al nivel de siembra, tras prever un recorte de hasta el 30 por ciento en el número de hectáreas a implantar durante la presente campaña.
Este escenario se debe fundamentalmente a la competencia que generó en las provincias del norte argentino la opción de los productores de pasarse a cultivos oleaginosos como la soja o el girasol.
Por ello, desde el sector productor se admite que resultará difícil alcanzar la proyección de 200 mil hectáreas de área de siembra que preveía el gobierno de Chaco para el presente ciclo algodonero, aunque lo que se obtenga servirá para cubrir las necesidades de la industria textil.
Según informó oportunamente la Dirección Nacional de Transformación y Comercialización de Productos Agrícolas, dependiente del Ministerio de Agricultura de la Nación, en el sur y sudeste chaqueño, los lotes se encuentran en etapa de germinación a crecimiento vegetativo temprano.
Sin embargo, en campos ubicados en el este y norte de Chaco, los cultivos están en etapa de floración.
Los informes oficiales expresaron además que en el norte de Santa Fe se continúa con la cobertura del algodón con diferentes grado de avance, ya que su situación difiere según cada zona que se evalúe.
Allí, el relevamiento de Agricultura consigna que los productores algodoneros debieron avanzar con la resiembra y emparchado de lotes que se vieron afectados por el efecto que tuvo sobre los suelos las últimas lluvias caídas en el área del Noreste argentino.
Asimismo, en Santiago del Estero, se registraron fuertes calores y vientos desecantes que afectaron los cultivos en la zona oeste y de riego.

En el sudeste santiagueño, tal es el caso de lotes ubicados en General Taboada, Belgrano, Rivadavia, Aguirre y gran parte de Ibarra, a esta situación le sucedió un cambio brusco climático que se tradujo en fuertes lluvias, que provocó excesos hídricos en los campos algodoneros.
En los departamentos ubicados más al norte, tales como Moreno, Alberdi y Copo, las lluvias fueron dispersas y de escaso milimetraje, marcando una situación completamente diferente a lo suscitado en el sur.
Por ello, no se registraron avances en la siembra de algodón ante la existencia de días secos, los cuales se sucedieron semanas atrás, y en segundo término por las lluvias que se produjeron en los últimos días.
Con buena evolución continúa el cultivo del Algodón en el departamento de Anta en Salta, donde las plantas se encuentran en etapa de crecimiento y floración.
Fuente: Agencia DyN