Viernes, 7 Diciembre, 2012 - 13:05

En la Cumbre del Mercosur
Cristina: "Estamos cansados de que la UE nos tilde de proteccionistas"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En su discurso, respondió críticas del bloque, evitó el 7D y comparó su Gobierno con la vida del salmón patagónico.

La presidente Cristina Kirchner mantiene un encuentro con sus pares de la región en el Palacio de Itamaraty de la capital brasileña, encabezado por la anfitriona Dilma Rousseff.

Allí, la mandataria cargó contra las críticas de la Comunidad Europa: "Estamos cansados de que se nos tilde de proteccionistas cuando Europa tiene años de proteccionismo".


Y realizó una alegoría del salmón patagónico, explicando que este "Muere para desovar, pero deja un legado".
- - -
La Cumbre de presidentes del Mercosur inaugurada el viernes en Brasilia dio la bienvenida a la intención de Bolivia de adherir al bloque regional suramericano, aunque enfrenta las dudas de Ecuador.


La cita marcó el debut de Venezuela como miembro pleno del Mercosur, y su primera ampliación desde su creación en 1991 por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.



"Evo, muy bienvenido", dijo Rousseff al presidente boliviano Evo Morales, al abrir el evento en su condición de titular de la presidencia protémpore del Mercosur.


"Saludamos con gran entusiasmo la decisión de Bolivia de dar inicio a un diálogo estructurado con el Mercosur para adherir como Estado parte", afirmó Rousseff.


"La entrada de Bolivia torna al Mercosur mucho más fuerte", dijo. El gobierno boliviano ha anunciado que en esta cumbre pretende manifestar su voluntad de integrarse como miembro pleno al bloque.


Otro país que analiza la posibilidad solicitar la adhesión al Mercosur es Ecuador, también asociado desde 2004 y cuyo grupo de trabajo evalúa desde hace tiempo la cuestión.



No obstante, su presidente, Rafael Correa, informó el viernes que todavía analiza esa posibilidad, ante temores por el impacto a su economía dolarizada.



Correa prometió una decisión en el primer trimestre de 2013.
"Estamos terminando los estudios, tomaremos una decisión en el primer trimestre del próximo año", dijo Correa a la AFP antes de entrar a las reuniones del Mercosur.


"Para un país sin moneda nacional como Ecuador entrar en estos acuerdos tiene oportunidades pero también grandes riesgos.

Necesitamos reflexionar mucho, hacer estudios en detalle", afirmó el presidente.



Otro de los temas que los presidentes analizan es un eventual impulso a las negociaciones con Europa para un Tratado de Libre Comercio (TLC), que se iniciaron en 2000 y llevan años paralizadas, explicó el presidente uruguayo, José Mujica.



La crisis europea puede producir "la paradoja de que existan mejores condiciones para poder negociar lo que no se pudo en el pasado por las trabas agrícolas; podría haber un clima más favorable", dijo Mujica.


Los líderes europeos esperan debatir el tema en la cumbre que celebrarán con Brasil en enero en Brasilia, y con el Mercosur durante una cumbre latinoamericana en Chile el mismo mes.


Rousseff abrió las sesiones celebrando la ampliación del bloque a Venezuela, cuyo presidente, Hugo Chávez, no asistió a la reunión, ya que viajó directamente de Cuba a Caracas tras hacerse un tratamiento médico en la isla.



"Venezuela participa por primera vez en la condición de miembro pleno, el Mercosur se extiende ahora hasta el Caribe", dijo Rousseff.


Con Venezuela, el Mercosur se torna "la quinta economía del mundo, disponemos de gran capacidad energetica, producción de alimentos, un parque industrial pujante y un mercado de grandes dimensiones", afirmó.


Paraguay, cuyo Congreso se oponía al ingreso de Venezuela, no participa de la cumbre en Brasilia, porque está suspendido del grupo desde junio, tras la destitución del expresidente Fernando Lugo.


Rousseff afirmó que el Mercosur continúa a la espera de "la pronta reanudación de la normalidad democrática de Paraguay". El canciller brasileño, Antonio Patriota, confirmó el jueves que Paraguay continúa suspendido del bloque.



Con la adhesión de Venezuela, el Mercosur se convierte en una potencia energética y agropecuaria que suma un PIB de 3,3 billones de dólares (83% del total sudamericano) y una población de más de 275 millones de personas.


Bolivia y Ecuador, que juntos tienen un PIB de 100.000 millones de dólares, llevarían el bloque a casi 300 millones de habitantes.


Dilma Rousseff, que pasó la presidencia protémpore a Uruguay, abrió la reunión con un homenaje al arquitecto de Brasilia Oscar Niemeyer, fallecido la noche del miércoles a los 104 años, y citó una de sus grandes frases: "Tenemos que soñar, sino las cosas no ocurren".


"Tenemos el sueño de una América Latina desarrollada, con oportunidades iguales", concluyó.La Cumbre de presidentes del Mercosur inaugurada el viernes en Brasilia dio la bienvenida a la intención de Bolivia de adherir al bloque regional suramericano, aunque enfrenta las dudas de Ecuador.


La cita marcó el debut de Venezuela como miembro pleno del Mercosur, y su primera ampliación desde su creación en 1991 por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.



"Evo, muy bienvenido", dijo Rousseff al presidente boliviano Evo Morales, al abrir el evento en su condición de titular de la presidencia protémpore del Mercosur.


"Saludamos con gran entusiasmo la decisión de Bolivia de dar inicio a un diálogo estructurado con el Mercosur para adherir como Estado parte", afirmó Rousseff.


"La entrada de Bolivia torna al Mercosur mucho más fuerte", dijo. El gobierno boliviano ha anunciado que en esta cumbre pretende manifestar su voluntad de integrarse como miembro pleno al bloque.


Otro país que analiza la posibilidad solicitar la adhesión al Mercosur es Ecuador, también asociado desde 2004 y cuyo grupo de trabajo evalúa desde hace tiempo la cuestión.



No obstante, su presidente, Rafael Correa, informó el viernes que todavía analiza esa posibilidad, ante temores por el impacto a su economía dolarizada.



Correa prometió una decisión en el primer trimestre de 2013.
"Estamos terminando los estudios, tomaremos una decisión en el primer trimestre del próximo año", dijo Correa a la AFP antes de entrar a las reuniones del Mercosur.


"Para un país sin moneda nacional como Ecuador entrar en estos acuerdos tiene oportunidades pero también grandes riesgos.

Necesitamos reflexionar mucho, hacer estudios en detalle", afirmó el presidente.



Otro de los temas que los presidentes analizan es un eventual impulso a las negociaciones con Europa para un Tratado de Libre Comercio (TLC), que se iniciaron en 2000 y llevan años paralizadas, explicó el presidente uruguayo, José Mujica.



La crisis europea puede producir "la paradoja de que existan mejores condiciones para poder negociar lo que no se pudo en el pasado por las trabas agrícolas; podría haber un clima más favorable", dijo Mujica.


Los líderes europeos esperan debatir el tema en la cumbre que celebrarán con Brasil en enero en Brasilia, y con el Mercosur durante una cumbre latinoamericana en Chile el mismo mes.


Rousseff abrió las sesiones celebrando la ampliación del bloque a Venezuela, cuyo presidente, Hugo Chávez, no asistió a la reunión, ya que viajó directamente de Cuba a Caracas tras hacerse un tratamiento médico en la isla.



"Venezuela participa por primera vez en la condición de miembro pleno, el Mercosur se extiende ahora hasta el Caribe", dijo Rousseff.


Con Venezuela, el Mercosur se torna "la quinta economía del mundo, disponemos de gran capacidad energetica, producción de alimentos, un parque industrial pujante y un mercado de grandes dimensiones", afirmó.


Paraguay, cuyo Congreso se oponía al ingreso de Venezuela, no participa de la cumbre en Brasilia, porque está suspendido del grupo desde junio, tras la destitución del expresidente Fernando Lugo.


Rousseff afirmó que el Mercosur continúa a la espera de "la pronta reanudación de la normalidad democrática de Paraguay". El canciller brasileño, Antonio Patriota, confirmó el jueves que Paraguay continúa suspendido del bloque.



Con la adhesión de Venezuela, el Mercosur se convierte en una potencia energética y agropecuaria que suma un PIB de 3,3 billones de dólares (83% del total sudamericano) y una población de más de 275 millones de personas.


Bolivia y Ecuador, que juntos tienen un PIB de 100.000 millones de dólares, llevarían el bloque a casi 300 millones de habitantes.


Dilma Rousseff, que pasó la presidencia protémpore a Uruguay, abrió la reunión con un homenaje al arquitecto de Brasilia Oscar Niemeyer, fallecido la noche del miércoles a los 104 años, y citó una de sus grandes frases: "Tenemos que soñar, sino las cosas no ocurren".


"Tenemos el sueño de una América Latina desarrollada, con oportunidades iguales", concluyó.
Fuente: 
Infobae/ NA.