Martes, 4 Diciembre, 2012 - 11:12

Regirá en toda la provincia
Se aprobaría la ley para que los negocios de ropa exhiban talles grandes

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Contempla que para vestimentas de hombres y mujeres, incluyan hasta la
talla 52/54 o XXXL.

En la sesión de mañana, a través de una iniciativa de ley registrada con el Nº 4443/12, autoría del diputado justicialista Néstor Marcón, se propone establecer que en todos los centros o locales que comercialicen indumentarias de vestir, ubicados dentro del territorio provincial, y que cuenten con la habilitación adecuada para tal fin.

Que se exhiba en lugares visibles y de alcance inmediato, una cantidad no inferior a 6 prendas que deberán ser diferentes en diseño y color, para vestimentas de hombres y mujeres, incluyendo hasta la talla N° 52/54 o XXXL.

La normativa señala que se instale carteles en la puerta o vidriera de dichos locales, con la frase "cumplimos con la Ley tenemos ropas de todos los talles" en dicho cartel irá el Nº de la norma en vigencia a partir de su publicación.

Se determina que como órgano de control y aplicación al Ministerio de Industria, Empleo y Trabajo de la Provincia, mediante la sub. Secretaria de Comercio "Defensa del Consumidor", quienes también tendrán a su cargo la elaboración de las sanciones aplicables ante el incumplimiento de lo reglamentado.


"Con esta iniciativa, explica Marcón en los fundamentos- que se pretende tenga especial tratamiento y consideración, obedece a la falta de talles grandes en las tiendas de ropas.
Lo que ocasiona para muchas personas, y en especial las que cuentan con elevado peso, una sensación de discriminación, rechazo por su cuerpo, y hasta en ocasiones vergüenza, porque quieren comprar su vestimenta y no consiguen los talles que se ajusten a su estructura corporal.
Derivándolos a recurrir a locales que no siempre ofrecen vestimenta acorde con lo que se usa (tendencia-moda), mas aún deben pagar a un precio elevado".

En ese marco considera que "la ausencia de talles especiales en las tiendas es solamente una más de las tantas formas de discriminación que sufren las personas obesas. Y las consecuencias de este tipo de relaciones sociales agresivas pueden causarles trastornos psicológicos serios".

"Cabe destacar, agrega, que en los tiempos actuales se valora bastante la apariencia y belleza física corporal. Tomando la delgadez o el "estar en forma" como algo supremo o de tendencia, por lo que muchas personas comenten actos que ponen en severo riesgo su salud para entrar en estos "modelos ideales". Sumándose en la mayoría de los casos a enfermedades como la anorexia y la bulimia, que en nuestro País crecen asiduamente".

Como conclusión Marcón subraya que "es imprescindible señalar que la resignación parece haberse apoderado de muchas de las personas que sufren este tipo de trastornos (obesidad), a quienes la única solución que les queda, para no tener que salir a la calle desnudos, es contratar los servicios de un sastre. Las personas obesas sufren constantemente la humillación y la discriminación de una sociedad que no está adaptada para ellos, que les teme y los rechaza".