Sábado, 1 Diciembre, 2012 - 08:40

El Frente Grande analizó la sanción de la Reforma Tributaria

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Destacaron la
importancia de analizar, debatir y proponer.

El Frente Grande acompañó en general la reforma tributaria luego de que se hayan introducido "importantes modificaciones" al proyecto original, entre las que, detallaron, incorporaron "conceptos progresivos y que otorgan mayor equidad al sistema tributario provincial".

"La decisión de aceptar algunas propuestas que nuestro Partido viene sosteniendo desde hace mucho tiempo y que hasta acá no habían sido tomadas en cuenta, así como también la voluntad del gobierno de recoger algunos de los planteos y cuestionamientos que desde distintas organizaciones y entidades se realizaron al proyecto del Poder Ejecutivo, motivó el acompañamiento en general del Bloque legislativo".

Y rechazó el partido en la votación en particular, varios aspectos regresivos y propuso mejoras que no fueron receptadas. Según señalaron, el Frente Grande asumió su responsabilidad, fijó una posición contraria al proyecto originario, hizo sus propuestas y dio el debate, cuyo resultado "en nuestra opinión es un mejoramiento del sistema tributario".
DE LA PROPUESTA ORIGINAL A LA LEY SANCIONADA
"En la Comisión de Hacienda y Presupuesto de la Legislatura se dio un fuerte debate, el que se llevó adelante con distintas instituciones representativas del comercio, la producción y el ejercicio profesional de nuestra provincia, estuvieron presentes la Cámara de Comercio de Resistencia, la Federación Económica del Chaco, la Federación Agraria, Fechasoru, Sociedad Rural y el Consejo Profesional de Ciencias Económicas".
"Se escuchó a los distintos sectores, las propuestas que pretendían se incorporen a esta reforma y otras que se querían quitar o modificar del proyecto del Poder Ejecutivo; algunos de los planteos realizados se recogieron y fueron incorporados en el texto de la ley".
"El debate fue tenso e intenso, pero fue productivo dado que la posición política inicial aparecía como cerrada y luego se fue modificando producto de las propuestas realizadas por las distintas entidades y las iniciativas de los legisladores", indicaron.

"El Frente Grande asumió una posición crítica porque la iniciativa original tenía varios aspectos de la propuesta que entendíamos eran inequitativos y confiábamos que en el intercambio de posiciones se pudieran cambiar algunos artículos del proyecto que le darían una mayor razonabilidad a la reforma", manifestó al sacar sus conclusiones el Diputado Fabricio Bolatti.
Y apuntaron que "la reforma votada por el Poder Legislativo redujo sustancialmente en muchos aspectos las pautas que eran cuestionadas por estos sectores como por ejemplo: multas para el impuesto de sellos, que se disminuyó sustancialmente y se las eliminó para la tasa retributiva de servicios, se eliminó la propuesta de incrementar la alícuota para agencias y subagencias de quiniela, se redujo a la mitad el incremento propuesto para comisionistas, se limitó la eliminación de la exención a la construcción de vivienda familiar, se modificó la forma de cálculo del impuesto a los acopiadores eliminando doble imposición y se estableció un sistema de descuento del 10% al pago puntual de las pymes libre de trámites burocráticos".
BANDERAS HISTÓRICAS: GRANDES PRODUCTORES PRIMARIOS Y CADENAS NACIONALES E INTERNACIONALES
El partido señaló que "impulsa desde hace varios años reformas para dotar de mayor equidad al sistema tributario provincial". "Una reforma que cambie la lógica neoliberal de los 90, y que interprete el proceso de cambio en lo político, económico y social que nuestro país a partir del 2003 empezó a recorrer". "Si bien entendemos que hay mucho por hacer todavía, creemos que algunas incorporaciones que se realizaron van por ese camino".

"En ese sentido se consideran avances la reestructuración del impuesto inmobiliario rural y la eliminación de la exención en ingresos brutos a la actividad primaria (1%). "Se han recogido las propuestas del Frente Grande de establecimiento de una alícuota mayor cuando las actividades sean llevadas adelante por pools de siembra o fondos de inversión (3,5%)".
De igual manera, una iniciativa por la que se bregara durante mucho tiempo desde éste espacio político, el establecimiento de una alícuota mayor para las cadenas comerciales nacionales e internacionales, fue incorporada a la reforma (un punto porcentual adicional). La mayor equidad y enfoque productivo se completó con una mayor carga tributaria al sistema financiero formal (del 5,5% al 6,5%) y al no formal (del 5,5% al 8%).
EL SISTEMA TRIBUTARIO QUE NO QUEREMOS
Asimismo, señaló, el Frente Grande intentó excluir de los alcances de las reformas a los pequeños contribuyentes. Se propuso no producir incrementos a los monotributistas, mantener la exención de ingresos brutos a los pequeños productores agropecuarios que producen para el consumo local y no aumentar las tasas de diverso tipo que alcanzan a las personas que utilizan servicios del Estado.
"Lamentablemente no se pudo contar con el apoyo necesario para ello, ni siquiera de la oposición que mantuvo su total prescindencia sobre cualquier tipo de reforma".
"En momentos que en algunas Provincias, como Córdoba, Santa Fe y Capital Federal, se apela a reformas tributarias regresivas que castigan a mansalva a los sectores populares, el Frente Grande entiende que se ha logrado en el Chaco una reforma que integra un importante componente de progresividad y protección al pequeño y mediano productor y empresario local, logrando un incremento significativo en la recaudación de recursos propios que va a permitir financiar políticas públicas".
TRABAJO Y DIÁLOGO PARA UN SISTEMA TRIBUTARIO PROGRESIVO
"Ésta fuerza política entiende que ha quedado demostrado que se puede modificar el esquema vigente, pero se requiere de decisión política, trabajo y propuestas serias, los discursos altisonantes y disfrazados de progresistas, sin propuestas, las chicanas vacías de alternativas, solo les sirven a los que quieren mantener el statu quo, que nada cambie".
"Sin dudas que restan una gran cantidad de tareas y reformas por hacer, pero la capacidad de diálogo, la búsqueda de alternativas razonables y la posibilidad de revisar posiciones ha demostrado que el camino de la progresividad en la materia tributaria, si bien difícil, es factible de transitar".