Miércoles, 28 Noviembre, 2012 - 18:57

El Congreso aprobó una resolución que busca limitar el pago a los fondos "buitre"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Declara la "gravedad institucional" del fallo del juez estadounidense
Thomas Griesa.

El Congreso aprobó hoy un proyecto de resolución que declara la "gravedad institucional" del fallo del juez estadounidense Thomas Griesa a favor de losfondos "buitre", al mismo tiempo que la Corte de Apelaciones de Nueva York resolvió suspender esa medida judicial.
Además, la resolución aprobada por el Parlamento le puso un límite al reclamo de los bonistas que no entraron en el canje de 2005 y 2010.
La iniciativa fue aprobada un par de horas después de que la Corte de Apelaciones de Nueva York decidiera dejar en suspenso el fallo de Griesa y, de esa manera, desactivó el riesgo de default técnico en que podía entrar la Argentina.
El fallo le dio al Gobierno un plazo de tres meses para que presente una propuesta concreta, pero lo más importante es que habilita a la Argentina a pagar sin riesgos un vencimiento de 3.300 millones de dólares el 15 de diciembre, ya que corrían riesgo de ser embargados a favor de los fondos buitre.
En paralelo con el fallo de la Corte de Nueva York, el Senado y la Cámara de Diputados aprobaron una iniciativa impulsada por el oficialismo, que autoriza a los presidentes de las dos cámaras a que promuevan una declaración de certeza ante la Corte Suprema de que los fondos "buitre" no recibirán un mejor pago que los bonistas que ingresaron al canje en 2005 y 2010.
De esta manera, se rechaza el fallo de Griesa, que obligaba a la Argentina a pagar 1.330 millones de dólares a los bonistas que quedaron fuera del canje, al que el proyecto califica como un hecho de "gravedad institucional".
Horas después de la votación, el presidente del bloque oficialista del Senado, Miguel Ángel Pichetto, informó en el recinto que la Cámara de Apelaciones de Nueva York hizo lugar al pedido de la Argentina de suspender el fallo de Griesa, que fue recibido con aplausos por los legisladores.
El proyecto autoriza a los presidentes del Senado, Amado Boudou, y de Diputados, Julián Domínguez, a "interponer ante la Corte Suprema de Justicia una acción declarativa de certeza con el objetivo de que el máximo tribunal disponga que los tenedores de bonos aún no reestructurados no reciban mejores condiciones que los terminos del canje 2010".
El presidente del bloque oficialista del Senado, Miguel Ángel Pichetto, sostuvo que la intención es "unificar una decisión para que los tres Poderes acompañen esta política de Estado que tiene que ver con el desendeudamiento de la Argentina".
Pichetto recordó que "solamente ha quedado un siete por ciento de los acreedores que siguen litigando y el fallo de Griesa coloca al país en una situación extremadamente compleja, que puede afectar al canje".
Sólo el oficialismo votó a favor, porque los senadores de la oposición habilitaron el tratamiento del proyecto pero no lo votaron por considerar que la estrategia actual del Gobierno respecto del reclamo de los fondos "buitre" es "equivocada".
Así, en el Senado la iniciativa obtuvo 41 votos a favor, 19 en contra y cuatro abstenciones, que pertenecieron al Frente Amplio Progresista (FAP), quienes argumentaron que "hay que investigar el orígen de la deuda".
En tanto, el senador de la UCR Ernesto Sanz sostuvo que si bien "el fallo es malo", también "hay que reconocer que no ha sido buena la estrategia de la Argentina en los últimos tiempos", porque Griesa "ha fallado más veces a favor de la Argentina que en contra".
"Creemos que la estrategia de Argentina ha abonado esta circunstancia con declaraciones poco felices que muchas veces vienen de la más alta magistratura. Cuando se pasa el límite y se pretende hacer patrioterismo, hay consecuencias malas", agregó.
En la misma línea, el senador del Peronismo Federal, Adolfo Rodríguez Saá sostuo que "Argentina tiene muchísimas razones para defenderse y debe defenderse porquela deuda externa ha sido utilizada para someter a los pueblos", pero "hay una política de exceso de palabras que nos lleva a tener problemas".
"El oficialismo tiene derecho a llevar adelante una estrategia pero yo creo que es equivocada", agregó el senador puntano.
Cuatro horas después de la aprobación en el Senado, la Cámara de Diputados también aprobó la resolución con 129 respaldos, 65 rechazos y 22 abstenciones, y al igual que en el Senado, la oposición habilitó el tratamiento del tema pero votó en contra.
El diputado oficialista, Roberto Felleti, destacó la importancia de la declaración y dijo que "si se tira abajo este plan de deuda las consecuencias pueden ser gravosas".
Por la UCR, Ricardo Gil Lavedra señaló que su bloque contribuyó a los dos tercios que se necesitaron para llevar la declaración al recinto "para no entorpecer" el tratamiento, pero sostuvo que "no comparte el segundo punto de la declaración", sobre la posibilidad de que el Congreso acuda a la Corte Suprema.
Tampoco acompañó el PRO y el jefe de la bancada, Federico Pinedo, sostuvo que el texto era "una barbaridad" y que "las estrategias de los juicios se hablan entre las partes y los abogados, no en el Congreso".
En tanto, el jefe de la bancada del FpV, Agustín Rossi, dijo que "el Congreso no se podía quedar afuera de este episodio de gravedad institucional" y subrayó que la decisión del juez Griesa "merece la condena y el repudio en términos políticos".
"Lo que hicimos acá y en la Cámara de Senadores es ratificar la política de renegociación de deuda que llevó adelante el Gobierno argentino", afirmó Rossi y, al cuestionar a la oposición, agregó: "Nos deja un sabor amargo escuchar algunas expresiones donde pareciera que la culpabilidad estuviera en lo que hizo el Gobierno en los últimos años y no en los fondos buitres".
Fuente NA