Martes, 27 Noviembre, 2012 - 16:32

Sujeto a decisión de la Cámara de Apelaciones de Nueva York
Podría reabrirse el canje de deuda, indicó Lorenzino

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Sería si se considera un acuerdo con quienes tienen bonos
impagos.

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, admitió hoy que el Gobierno podría impulsar la reapertura del canje de deuda, si la Cámara de Apelaciones de Nueva York considera un acuerdo con quienes no ingresaron en su momento y tienen bonos impagos, como es el caso de los fondos buitre.



Para el funcionario, una propuesta similar al canje de 2010 "iría en línea con los antecedentes jurídicos de nuestro país y sería pasible de ser debatida en el Congreso", donde el oficialismo posee mayoría en ambas cámaras.




Lorenzino calificó de "irracional y contrario a derecho" el fallo de la Justicia norteamericana que ordena a la Argentina pagarle a los fondos buitre.




"Una fórmula de pago como la que propuso (el juez Thomas) Griesa es absolutamente contraria a todo principio de sentido común y a las leyes de la Argentina", se quejó el funcionario.




En declaraciones radiales, Lorenzino remarcó que el fallo del magistrado norteamericano "no es de sentido común. Por eso está en pleno tramité de apelación".




Y resaltó que "lo que estamos pidiendo es que la medida esté suspendida. Esperamos tener una respuesta de la Cámara, porque el fallo de Griesa es irrazonable".




El titular del Palacio de Hacienda evaluó que la orden judicial es "absolutamente irracional y contrario a derecho".




Además, afirmó que Griesa "se arroga derechos sobre los terceros que intervienen en el pago y que están basados en cualquier lugar del mundo", al hacer referencia a la posibilidad de que se embarguen los fondos que la Argentina debe abonar en diciembre a los tenedores que aceptaron el canje.




Ayer, el Gobierno apeló el fallo de Griesa, que favoreció a los fondos buitre, al ordenar a la Argentina depositar 1.330 millones de dólares en una cuenta en custodia antes del 15 de diciembre.




Además de la apelación, grupos de bonistas que entraron al canje reclamaron al Tribunal de Apelaciones norteamericano que revoque la medida.




En tanto, los abogados que representan legalmente a la Argentina en Nueva York advirtieron que si la sentencia no se modifica o se revoca, se creará un "gravísimo" antecedente para futuros canjes de deuda de otros países.




Si la apelación no prospera, en la Casa Rosada evalúan una nueva instancia, que es presentarse ante la Corte Suprema de los Estados Unidos.




Pero si no logra resolverse la cuestión judicial en los tribunales de ese país, la Argentina recurriría a la Corte Internacional de Justicia de La Haya.



Fuente NA