Martes, 27 Noviembre, 2012 - 13:20

Ocurrió el jueves
Continúa el trabajo para saber qué pasó con la menor atacada en la zona de Soberanía

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Ante la falta de
testimonios claros, policía sigue investigando todos los elementos para determinar
lo ocurrido.


A poco de cumplirse una semana del caso que involucró a una menor que habría sido raptada en Resistencia, fuentes de la División de Trata de Personas señalaron que no se logra establecer con certeza qué fue lo que ocurrió. En contacto con Diario Chaco, el comisario Justo Mencia indicó que hay varias hipótesis que se siguen en la investigación, y que todos los datos están siendo cotejados con la Policía de la provincia.

Estimó que en poco tiempo podrá tenerse un panorama más claro de los hechos, aunque reconoció que los testimonios recavados hasta el momento "no están siendo claros". Agregó que en un examen practicado a la joven "no hay signos de acceso carnal". Por lo pronto, la víctima sigue siendo tratada por el equipo interdisciplinario al que se le asignó el caso.En cuanto a qué se investiga, dado que la chica habría escuchado durante su cautiverio que "la mercancía tenía que salir a Formosa", Mencia tampoco pudo confirmarlo.
EL CASO
La semana pasada se tomó conocimiento de que una menor de 16 años habría sido secuestrada, y que fue hallada en la zona de Soberanía Nacional de la capital chaqueña.
EL RELATO DE LA MAMA
Itatí es la mamá de la joven de 16 años, víctima de un ataque la semana pasada, y que logró escapar. Ella detalló que su hija no habla, que se comunica solo con papeles, en los que cuenta como la atacaron, qué le hicieron, y cómo ocurrió. En un principio, esos papeles quedaron en manos de la investigación del caso.
Según relató la mamá de la joven, ella bajó de la línea 106 para ir a la escuela 45, y a las 13:15 donde debería haber escrito su hija diciendo que había llegado bien al establecimiento, recibe un mensaje de textodiciendo que "su hija no se encuentra, y ojito con quién hablás".
Alguno de los detalles que, lentamente, brindó la menor, es que la tomaron entre dos hombres, que se movían en una camioneta Kangoo, negra, nueva, de vidrios oscuros, y que habría más chicas allí dentro. La mamá relató que, de tener el pelo hasta la cintura, se lo cortaron mal, a la altura del hombro, y que tenía todas las piernas como tajeadas a punta de tijera. La joven habría confesado malos tratos, tirones de cabello, y que oyó la certeza con la que los presuntos captores decían: "No me pueden denunciar, porque los policías son tan fáciles como que Dios perdona".
La menor habría estado en una casa, donde había una mujer que les cortaba el cabello, y las cuidaba cuando quedaban solas. En un momento, la joven habría oído a los presuntos captores decir que "tenían que entregar la mercancía a Formosa". Logró escapar, al parecer con otras dos chicas, dado que los hombres salieron, y lograron evadir a la mujer.
Fuente: 
Diario Chaco.