Domingo, 25 Noviembre, 2012 - 10:58

Acreedores argentinos demandarán al país por US$ 6.300 millones

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Se trata de un grupo de bonistas que no aceptaron ingresar a
los canjes de deuda.

Revelaron que preparan una demanda contra el país para cobrar unos 6.300 millones de dólares.


"No le puedo revelar cuál va a ser nuestra estrategia, pero le puedo decir que nos estamos preparando para actuar", afirmó Rudolph Di Massa, director de Quiebras en el estudio de abogados Duane Morris de Filadelfia, que representa 100 italianos, casi todos jubilados que compraron bonos argentinos en el 2001.



El letrado le dijo al matutino porteño Clarín que los acreedores que iniciarán la nueva demanda compraron justamente porque creían que eran bonos seguros, ya que fueron emitidos bajo la ley de Nueva York.



A estos bonistas se los denomina "me too" , es decir, los "yo también" y son tenedores de bonos argentinos en default que, tras el fallo del juez Thomas Griesa, se preparan para sumarse a los fondos buitre en las demandas en contra de la Argentina, con la esperanza recuperar el 100 por ciento del valor de sus papeles.



De acuerdo a un estudio realizado por el JP Morgan, los "me too", que incluyen a todos los tenedores de bonos en default que originariamente fueron emitidos bajo la legislación estadounidense, representan unos 6.300 millones de dólares.



Al igual que los fondos buitre, una gran cantidad de estos tenedores de bonos en default ya obtuvieron fallos en su favor en la Corte de neoyorquina, pero hasta el momento no han podido cobrarlos.



Massa se queja porque siempre colocan a sus clientes en la misma categoría que los fondos buitre: "Esta es gente que no tiene muchos recurso. Que contaba con esos bonos para su jubilación y ahora están sufriendo", explicó.



De hecho, Duane Morris, el estudio de abogados de Di Massa, presentó ante el juez Griesa un escrito en el que explica la diferencia que hay entre sus clientes y los fondos buitre.
Fuente NA