Miércoles, 21 Noviembre, 2012 - 12:07

Pedrini pidió a la Junta Federal de Cortes que defienda la Constitución de Chaco

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El ministro de Gobierno dijo que "los chaqueños no necesitamos tutelajes y tenemos la autonomía y el derecho de organizar el sistema de justicia".

Juan Manuel Pedrini, solicitó a los miembros de la Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia de las Provincias Argentinas y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (JuFeJus) que el mismo énfasis expuesto en defensa de los ministros del Superior Tribunal del Chaco nombrados de manera incostitucional, lo expongan en defensa de la Constitución del Chaco.
La JuFeJus, en un comunicado dado a conocer recientemente, plantea que el segundo párrafo del artículo 154 de la Constitución del Chaco, donde se establece la obligatoriedad de revalidar nombramientos en la Magistratura, no debe aplicarse a los jueces que ya estaban en ejercicio al momento de aprobarse la normativa.
Ante esto, el titular de la cartera de Gobierno señaló que se respetan todas las opiniones. Sin embargo consideró el comunicado como una intromisión inadmisible. Pedrini recordó que "es la segunda vez que los miembros de la JuFeJus se expiden contra preceptos de la Constitución del pueblo de la provincia del Chaco".
El ministro hizo hincapié en que "los chaqueños no necesitamos tutelajes y tenemos la autonomía y el derecho de organizar el sistema de justicia".
Sobre el comunicado que manifiesta su postura ante la designación de jueces Pedrini citó que "este tipo de manifestaciones no son solo son improcedentes sino que además atentan contra el derecho que tiene el pueblo del Chaco de organizar sus sistema de justicia" precisó.
"Quisiera ver a la Junta bregando por la plena vigencia de la constitución del Chaco y no objetando una constitución sancionada legal y legítimamente por los representantes de nuestra provincia" precisó.
Agregó en tal sentido que "los chaqueños podemos y debemos organizar nuestro sistema de justicia sin tutelajes extraños que solo defienden intereses corporativos por sobre el sagrado principio de autodeterminación del pueblo".