Martes, 20 Noviembre, 2012 - 18:01

El oportunismo y conveniencia de los mismos de siempre

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El lector reflexiona sobre conceptos vertidos por dirigentes de Convergencia Social.

Quiero reflexionar con los correligionarios de mi partido sobre dos conceptos que venimos escuchando por parte de dirigentes del movimiento Convergencia Social, en notas de prensa y reuniones. Cuestionar los motivos de pertenecer a cualquier otro movimiento que no responda al suyo, porque lo viejo siempre es mejor que lo nuevo y referirse a que los que no cumplen sus órdenes dañan al radicalismo.
Todos los días asistimos asombrados a una catarata de cuestionamientos y ataques por parte de las mismas figuras que fueron candidatos de todo, acusando a quienes pensamos distinto, a muchos radicales en la provincia que milita sin pensar en cargos o en posicionamientos.
Y permanentemente vemos a una militancia rehén del odio y la intolerancia de los dirigentes que, para asegurarse ser candidato a senador o encabezar la lista de diputados provinciales, ataca permanentemente a figuras políticas del radicalismo como Aída Ayala y otros intendentes de prestigio indiscutiblee que gobiernan cada día para todos sus ciudadanos, más allá de banderías políticas.
La única realidad es que la gran mayoría de la militancia de nuestro partido lo hacemos por convicción, en muchos casos sin apoyo económico, dejando de lado familias y por el bienestar general Lo hacemos por la convicción de que militamos por un proyecto de transformación en beneficio de nuestra ciudad, nuestra provincia y nuestro país. Lo hacemos por la convicción en nuestros ideales republicanos y populares de nuestro partido.
En nuestro partido existen dirigentes importantes que siguen creyendo que tienen la autoridad moral de señalar con el dedo y definir quienes trabajan por conveniencia y quienes por convicción. Los mismos que hoy hablan de conveniencia son quienes quieren seguir definiendo con el dedo quien es candidato a intendente de cada pueblo y arman listas de diputados y concejales dentro de cuatro paredes, mientras la mayoría solo somos históricamente informados.
Es por ello que muchos radicales tomamos posición por el Nuevo espacio Abierto, porque pensábamos que era hora de abrir las puertas a la participación, que era necesario volver a las bases y relegitimar a cada dirigente, más allá de apellidos y trayectorias, que había que abrir las puertas a la juventud a las decisiones concretas.
Como Presidente de la Juventud Radical de todo el Chaco asumí mi acompañamiento a esta expresión desde el convencimiento de que el joven radical no es solamente el que lleva la bandera a los actos, no es el que hace sonar tambores, no es el que pinta pasacalles sino que es quien construye futuro cumpliendo objetivos programáticos en el presente.
Solo hace falta tener memoria y recordar hace cuanto nuestro partido y Convergencia Social no tienen representaciones juveniles en lugares electivos. Siempre están en danza los mismos nombres más allá de la movilización permanente que generamos.
En fin, por supuesto que muchos radicales y sobre todo jóvenes vamos a buscar oportunidades y en un partido como el nuestro donde tenemos establecidos las internas como mecanismo para poder discernir , sobre todo para poder mostrar los trabajos realizados , los acompañamientos y consensos conseguidos , no me llama la atención que miles de radicales que no encontraban justamente oportunidades en convergencia se expresen en otra línea interna ; son justamente los que nos quieren apuntar con el dedo los que negaron mucho tiempo esas oportunidades a cientos de militantes y se las dieron unos pocos.
Es Convergencia Social quien dividió la Juventud Radical por no permitir la expresión de la totalidad de los jóvenes; es quien rompió el Foro de Concejales y hoy rompe el Foro de Intendentes con intereses a las claras sectarios, para ubicar políticamente a sus dirigentes.
El Nuevo Espacio Abierto no tiene patrones ni bajadas de línea, estamos todos en el llano y caminamos los pueblos sin solemnidades ni fanatismos. Nos reunimos a discutir, a conversar, a disentir y no a aplaudir los discursos reiterativos de los mismos de siempre que buscan los votos para ellos mismos, para llegar a ser senadores o diputados provinciales en 2013.
Nuestro partido debe ser un partido netamente horizontal, democrático y abierto, creo firmemente y estas son mis convicciones, que debemos luchar para que funcione como tal y no me tengo dudas que la movilización y el trabajos de miles de radicales hoy, derivan de diferentes posiciones que no hacen más que ponernos en marcha para que en la recta final juntos volvamos al gobierno.
(*) Presidente de la Juventud Radical del Chaco