Jueves, 15 Noviembre, 2012 - 09:55

Asesinaron a un policía para robarle la moto y su papá murió al enterarse la noticia

Un joven policía fue asesinado de un tiro en la cabeza esta madrugada por delincuentes que intentaron robarle la moto en la puerta de su casa, ubicada en la ciudad de Rosario, y posteriormente su padre murió de un infarto al recibir la noticia.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
En el momento del violento hecho, los asaltantes, luego de dispararle al policía, que también estudiaba la carrera de contador público, le sacaron su placa y su arma reglamentaria, pero dejaron en el lugar la moto que habían intentado robar.
El crimen se registró alrededor de la 1:00 de la madrugada de hoy en el frente de una vivienda situada en la calle Casilda al 1600, del barrio Industrial, y la víctima fue identificada como el agente Cristian Oyola.
De acuerdo con lo informado por fuentes policiales y medios de prensa locales, Oyola arribaba a su domicilio a bordo de su moto Honda 250 Twister cuando fue sorprendido por al menos dos
asaltantes.
Al parecer, el policía intentó resistirse al asalto y uno de
los delincuentes le disparó.
El proyectil dio en uno de los ojos del agente, que cayó herido de gravedad.
Los asaltantes dejaron la moto en el lugar, pero se llevaron
tanto el arma reglamentaria, una pistola calibre 9 milímetros, como la placa perteneciente al efectivo de la Policía.
En tanto, Oyola, quien trabajaba en el Comando Radioeléctrico
de la Policía local, fue llevado de urgencia al Centro de
Emergencias de Rosario, donde murió a pesar del esfuerzo de los
médicos de guardia por intentar salvarlo.
Según indicaron allegados a la familia, el padre del joven
policía murió por la mañana, después de enterarse de la noticia,
mientras se encontraba de viaje en la provincia de Córdoba.
En el caso tomaron intervención efectivos de la comisaría 8va de esta ciudad y personal del Juzgado de Instrucción número 5.
Hasta el momento, a pesar del operativo desplegado por los investigadores, los autores del crimen permanecían prófugos, de acuerdo con lo indicado por las fuentes.
Cintia, hermana del policía, dijo que "lo mataron como un
perro" y que siente un "gran dolor".
"Siento un terrible dolor. Lo mataron como a un perro por una
moto que ni siquiera se la llevaron.
Así fue, en la puerta de la
casa, y es un número más. Le tiraron tres veces a la cabeza",
afirmó la joven en declaraciones al sitio del diario La Capital de esta ciudad.
Además, sostuvo que su hermano era un estudiante universitario
al que le faltaban seis materias para recibirse de contador
público.
"Mi hermano quería abastecerse solo en la carrera y por eso
había entrado en la Policía. Hacía su trabajo y lo hacía bien,
tranquilo, no tenía problemas con nadie. Era una persona muy
querida", añadió.
Fuente: 
NA