Jueves, 15 Noviembre, 2012 - 08:45

Entre denuncias de corrupción
Corrientes agitada por el viejo fantasma de la intervención Federal

Es posible que se presente en el Congreso un proyecto para intervenir la Justicia provincial.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Los poderes político y judicial de Corrientes viven días agitados por la posibilidad de que se presente en el Congreso un proyecto para intervenir la Justicia provincial, en medio de acusaciones cruzadas con denuncias de corrupción y por el manejo de los jueces entre el gobierno provincial de Ricardo Colombi y sus opositores.
Mientras tanto, la disputa por la gobernación de la provincia se polariza entre Colombi, el único mandatario radical del país, y las principales espadas del kirchnerismo: el medallista olímpico, Carlos "Camau" Espínola, actual intendente de la Capital provincial, y el diputado Fabián Ríos.
Corrientes tendrá elecciones a gobernador a mediados de 2013 cuando Colombi irá a las urnas por su primera reelección contra Espínola o Ríos, según determine la interna del peronismo local.
Los colegios de jueces, fiscales y abogados salieron esta semana a poner el grito en el cielo en contra de la posibilidad de que un senador opositor a Colombi, el radical disidente José María Roldán, presente en el Congreso un proyecto para intervenir el Superior Tribunal de Justicia local y el Ministerio Público Fiscal.
Los letrados protagonizaron una protesta frente a la sede del Poder Judicial donde coincidieron en que la Justicia correntina "está garantizada" y rechazaron la posibilidad de que las cámaras nacionales avalen una ley para que la presidenta Cristina Kirchner disponga una intervención federal.
En caso de que eso suceda, la intervención podría hacer que todos los jueces provinciales cesen en sus cargos y los nuevos magistrados serían designados en comisión por el Estado nacional.
Si bien esa iniciativa aún no fue presentada en el Senado, hay un clima incierto que movilizó a los jueces a rechazarla de antemano porque Corrientes convive con el fantasma de las intervenciones federales que se sucedieron 19 veces en su historia institucional; la última fue la que dispuso a fines de 1999 el entonces presidente Fernando de la Rúa cuando nombró al cordobés Ramón Mestre como interventor de la provincia hasta diciembre de 2001.
Este "fantasma" que agita al ambiente político y judicial, también sucede en un contexto en el que Colombi y sus opositores se acusan mutuamente de pretender manejar a los jueces por causas de corrupción que imputan a dirigentes de ambos bandos.
Es el caso de una denuncia penal que tiene en su contra el senador Roldán por el manejo del dinero de la publicidad oficial entre 2005 y 2009, cuando él era funcionario del entonces gobernador Arturo Colombi, primo del actual mandatario.
Roldán, Arturo y Ricardo fueron socios políticos del mismo frente radical hasta 2005 cuando comenzaron a pelear por el poder en la provincia y la UCR se quebró en dos.
"Antes de pedir la intervención Federal, Roldán tiene que ir a defender su inocencia en la Justicia", afirmó el actual presidente de la UCR local, Sergio Flinta, uno de los hombres de mayor confianza del actual gobernador.
Por su parte, Roldán acusó a Colombi de "manejar la Justicia" a través de los miembros del Superior Tribunal "que van a su despacho a pedirle más Presupuesto" y del fiscal General, César Sotelo.
Además, este senador presentó un pedido de juicio político para destituir al Fiscal General por "nombrar fiscales sustitutos a dedo" y por los delitos de "mal desempeño en el ejercicio del cargo e incumplimiento de los deberes de funcionario público por la no presentación de los informes de gestión en 7 años consecutivos".
Desde el kirchnerismo, entre tanto, el diputado Ríos publicó esta semana una carta abierta en la que recuerda que el gobernador Colombi tiene una causa por enriquecimiento ilícito en el juzgado Federal de la ciudad de Paso de los Libres.
Esta causa imputa al actual mandatario en una denuncia presentada por el peronismo local por haber recibido de "regalo" dos casas ubicadas en la capital provincial y valuadas en un millón y en 3 millones de pesos, de manos de un dirigente radical, Marcelo Laslo, quién sería su supuesto testaferro.
Ríos dijo además que el proyecto del Roldán podría presentarse el año que viene en el Senado y que, llegado el caso, el kirchnerismo fijará una posición, al tiempo que no descartó apoyar el pedido de intervención.
Roldán es actualmente un socio del Frente para la Victoria en la Cámara alta nacional, así como confirmó públicamente su alianza con Camau Espínola en Corrientes.
A todo esto, Colombi cree que el Gobierno nacional podría avalar primero una intervención federal a la Justicia para luego extenderla a los otros dos poderes del Estado provincial, Ejecutivo y Legislativo.
Fuente: 
NA