Miércoles, 14 Noviembre, 2012 - 09:55

Peche y policías retirados analizaron situación de este sector ante la "inequidad salarial"

Resaltó la marcada diferencia que existe respecto
a haberes del personal en actividad.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
En la reunión se planteó "la situación de desigualdad salarial en que se encuentran sobre el personal en actividad y que sería violatoria de la proporcionalidad del haber previsional establecido en la Ley 1134 y su artículo 137 anexo 5 sobre determinación de sueldos de acuerdo a tabla de puntajes y sobre asignación de sumas no remunerativas como así también de la Ley 4044 artículos 40, 106 y 140".

Del mismo modo plantearon la situación que vive la fuerza frente a la ola de inseguridad que afecta a la provincia.
Al respecto Peche señaló que "los policías retirados me plantearon la preocupación que existe en el sector pasivo de la policía provincial como consecuencia de la marcada diferencia en la percepción de haberes respecto del personal en actividad que alcanza casi hasta un 50% menos".

Y argumentó que esto es "producto de varios factores como la recategorización que se ha hecho que beneficia a los cargos más altos en detrimento de los más bajos y también por las sumas en negro que perciben y que no son tenidas en cuenta a la hora de jubilarse, sobre este punto en particular advirtieron que es una situación que debe preocupar también a los activos ya que a la hora de retirarse estarán en la misma condición de desigualdad".

Para tomar dimensión de la situación dijo que "hoy un detenido con sentencia percibe un salario mínimo vital y móvil, es decir $2300 mas el alimento, cobertura social, aporte jubilatorio y aporte a la ART, es decir que ronda los $ 3000, lo mismo que gana hoy un agente activo de la fuerza y mucho menos de lo que percibe un pasivo, me parece muy bien que las personas privadas de su libertad perciban recursos que le permitan seguir sosteniendo a sus familias mientras cumplen condena, pero debería haber una relación de mayor equidad con lo que percibe la fuerza policial".

"También me han manifestado su preocupación por la situación de inseguridad que se vive en la provincia y a falta de recursos para enfrentarla, no solamente han planteado la necesidad de una fuerte recomposición salarial sino las malas condiciones en la que se desempeña el personal en actividad y la falta de recursos".


Explicando que "hace años se destinaba el 8% del presupuesto provincial al tema seguridad, hoy es solo del 5%, falta movilidad, tecnología, equipamiento, se ha anunciado la incorporación de 700 agentes pero a la escuela para comenzar con la instrucción, así que mientras tanto se necesita una fuerte acción por parte del estado provincial para combatir la inseguridad que se cobra vidas todos los días".

Y concluyó marcando que "aunque haya funcionarios que trabajan de negadores sistemáticos de la realidad y digan de manera irresponsable e irrespetuosa con las familias que han tenido seres queridos violentados o muertos producto de la inseguridad, que en Resistencia no hay inseguridad".