Lunes, 12 Noviembre, 2012 - 18:43

Comenzó en Tucumán un nuevo juicio por crímenes de lesa Humanidad

Contra el ex represor Luciano Benjamín Menéndez y otros 43 imputados.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El Tribunal Oral Federal de Tucumán inició hoy un nuevo juicio contra el ex represor Luciano Benjamín Menéndez y otros 43 imputados en la causa por violaciones a los Derechos Humanos cometidas en el ex "Arsenal Miguel de Azcuenaga", en perjuicio de 235 víctimas.
En este proceso se suman también los crímenes cometidos en la Jefatura de Policía provincial, que incluyen también a víctimas de la vecina provincia de Santiago del Estero.

El ex jefe del Tercer Cuerpo de Ejército y los demás acusados serán juzgados juzgado por "secuestros y desapariciones" ocurridas durante la dictadura militar y delitos de "violación de domicilio, privación ilegítima de la libertad, tormentos y homicidio".

El tribunal está integrado por los jueces Gabriel Casas, Juan Carlos Reynaga y Carlos Jiménez Montilla.

Desde la acusación, se espera que a partir de los testimonios puedan surgir nuevos datos de otros víctimas que hayan pasado por esos centros clandestinos de detención.

"Existen muchas expectativas, creemos que puedan haber aportes sobre las desapariciones de compañeros, así como pasó en Santiago del Estero con la Megacausa, cuando se revelaron datos que para nosotros eran nuevos", expresó Cristina Torres, integrante del Colectivo Juicio y Castigo que nuclea a diversos organismos de derechos humanos de Santiago del Estero que hoy asistirán a la primera jornada del proceso judicial en Tucumán.


La militante de derechos humanos destacó que "éste es uno de los juicios más importantes del norte argentino porque el Arsenal fue uno de los centros de exterminio en donde se estima que pasaron unas tres mil personas".

El Tribunal Oral Federal, analizará las pruebas reunidas y los testimonios acerca de los delitos cometidos en estos dos lugares.
Menéndez seguirá las audiencias por videoconferencia desde la celda que ocupa en el penal bonaerense de Ezeiza, donde cumple tres condenas por genocidio y recibe atención médica debido a que padece diferentes afecciones de salud.

Además de Menéndez, la atención del juicio estará centrada en la figura del cura párroco José Eloy Mijalchyk, conocido en la provincia como el "padre Pepe", el primer representante de la Iglesia Católica que será juzgado en Tucumán por crímenes cometidos en la última dictadura militar.

Mijalchyk fue visto por sobrevivientes de la represión en el Arsenal Miguel de Azcuénaga, y su tarea allí era persuadir a los prisioneros para que colaborasen con sus secuestradores.

Fuente: Agencia NA.