Lunes, 12 Noviembre, 2012 - 12:24

Mendoza
Policía confundió a un joven con un ladrón y lo mató a balazos en la despensa de su madre

Un joven de 22 años que estaba acompañado por su novia murió luego de haber sido baleado por un policía en una despensa, donde el efectivo lo confundió con un ladrón que instantes antes había asaltado a su madre.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El episodio, que trascendió esta mañana, se produjo anoche, alrededor de las 21:30, en el interior de una despensa ubicada en la calle Padre Vázquez al 900, en la zona de Maipú, propiedad de la madre de un auxiliar de la Policía Rural.
La madre del joven asesinado -identificado como Ezequiel Torres- sostuvo esta mañana que el policía que le disparó a su hijo "salió a matar, sin consideración alguna" y mató al joven al efectuarle dos balazos, uno de ellos en el pecho y el otro en el abdomen.
Torres había ido al negocio acompañado por su novia -con quien convivía desde hacía apenas dos días- para comprar una pasta dental y para hablar con la dueña del comercio, porque la mujer era quien les alquilaba la propiedad donde estaban viviendo.
En ese momento, según lo señalado por el diario Uno de esta ciudad, ingresaron dos asaltantes armados, quienes amenazaron a todos y se llevaron el dinero de la caja.
Luego de que los delincuentes escaparan, la dueña del negocio pidió auxilio a su hijo, que estaba en el piso superior del local, pero al mismo tiempo tomó un arma y salió a perseguir a los asaltantes.
Cuando el hijo de la propietaria del comercio bajó, se encontró con Ezequiel y su novia en la puerta del almacén.
La novia del joven asesinado contó: "A pesar de que les dijimos que no teníamos nada que ver, le disparó dos tiros en el pecho a mi novio".
Tras el sangriento episodio, el director de la Policía de Mendoza, Juan Carlos Caleri, confirmó que la víctima no tenía relación con el asalto.
En tanto, el efectivo de la Policía que disparó, identificado como Darío Agosti, de 25 años, quedó detenido e imputado por el delito de "homicidio simple".
"Ellos tenían que hacer un arreglo en la casa y fueron a preguntarle a la señora si lo podían hacer y a comprarse una pasta dental,
por eso fueron al negocio de la mujer. Estaban hablando y detrás de ellos entraron los maleantes", contó a Cabal 7 de Mendoza Nancy, la madre del joven asesinado.
Luego, la mujer precisó: "La apuntaron a mi nuera, también había un nene como de 8 años, los llevaron para un costado y mi hijo iba detrás. A la señora la agarraron los chorros y la tiraron al suelo, ella empezó a gritar a su hijo que estaba en un piso de arriba.
Los chorros que estaban armados se fueron y mi hijo la levantó a la señora".
"Cuando mi hijo levantó a la señora, ella preparó un arma que aparentemente tiene en su local y salió detrás de los chorros. Mi hijo la llamaba ?Mari, Mari, déjelos que se vayan?, pero la mujer salió a la vereda con su arma", relató la madre del muchacho.
"Al escuchar los gritos de la mujer, su hijo bajó con el arma.
Mi hijo se dio vuelta para donde venía el policía y ya lo venía apuntando. ?Eh, yo no soy, yo no soy?, le dijo mi hijo, pero el policía le metió los dos tiros que lo llevaron a la muerte. Mientras, la madre de él estaba afuera", remarcó.
En la misma línea, la mujer sostuvo, con respecto al policía: "El salió a matar, no tuvo consideración alguna, o le podría haber tirado en los pies, pero no, le tiró a la altura del pecho y en el abdomen. Mi nuera pedía que llamara a una ambulancia y él le decía: ?No te hagas problema que donde le pegué no es peligroso´".
Fuente: 
NA