Martes, 6 Noviembre, 2012 - 19:36

8N: entre la "expresión antimodélica" y el "reclamo legítimo"

La convocatoria sumó un cruce entre el gobierno y la oposición.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La polémica por la convocatoria a la protesta del 8N siguió hoy con un nuevo cruce entre el Gobierno y la oposición, luego de que el ministro de Planificación, Julio De Vido, señalara que la iniciativa es una expresión "antimodélica" y de "rechazo a la política".
"No tienen conducción política definida porque expresan el rechazo a la política. Pero las ideas se defienden desde la política, con dirigentes que se pongan al frente, para conducir", expresó De Vido, al hablar durante un acto en el Palacio de Hacienda junto a intendentes jujeños.
Además, el ministro señaló que la manifestación convocada para el jueves "es una expresión antimodélica", cuyos objetivos van en contra "de la asignación universal por hijo y la nacionalización de los fondos de las AFJP" y que buscan, en caso de acceder al poder, "reprivatizar YPF y Aerolíneas Argentinas".
Desde la otra vereda, el diputado nacional Francisco de Narváez consideró que habrá un "reclamo legítimo" cuando los ciudadanos se reúnan el próximo jueves "en defensa de la Constitución Nacional" y para pedirle al kirchnerismo que "resuelva los problemas reales, como la inseguridad y el aumento de los precios".
De Narváez evaluó que "la gente rechaza el proceso de fricción social permanente que promueve el kirchnerismo", aunque reconoció que "tampoco encuentra todavía un espacio político que pueda constituirse como una alternativa de gobierno razonable".
"La gente reclama al Gobierno y también a la oposición: quiere que se resuelvan sus problemas, la inseguridad, el aumento de los precios, la falta de vivienda", agregó De Narváez, que ya avisó que irá a ningún punto de protesta, pero sí estará su familia.
Por su parte, la diputada radical Laura Montero aseguró que la manifestación "se constituye en una propuesta concreta para modificar la realidad, es una expresión democrática de compromiso ciudadano".
"Frente a esto, los representantes políticos tenemos la responsabilidad y la obligación de interpretar este fenómeno y estar a la altura de las circunstancias. Esta fuerza impresionante no debe diluirse, perderse; necesita de herramientas que las canalicen", arengó.
Además, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, se esperanzó en que la marcha del próximo jueves cambie a la oposición "para que empiece a actuar como una oposición en serio", ya que -sostuvo- "hoy en día la gente no se siente identificada ni representada por este grupo".
"Por suerte va a haber una marcha en reclamo por los valores constitucionales e institucionales de nuestro país y la gente va a reclamar por la inseguridad, la inflación y la corrupción", afirmó el intendente radical cercano al PRO.
Por último, el PTS en el Frente de Izquierda anunció, a través del ex candidato a vicepresidente Christian Castillo, que no participará de la marcha, ya que está "fomentado por grandes corporaciones empresariales, la cúpula de la Iglesia católica y el apoyo explícito de políticos patronales de derecha como Macri, De la Sota y Carrió".
"Sobran motivos para movilizarse y luchar contra este Gobierno que, aunque tenga retórica antineoliberal, sigue dándole prebendas a la corrompida burocracia sindical, mantiene extranjerizada la economía y sigue aplicando en forma creciente el impuesto al salario. Nada de esto se escuchará en las calles en el cacerolazo", apuntó.
Fuente NA