Sábado, 3 Noviembre, 2012 - 12:20

Romero pidió situar al "alumno en la agenda educativa"

"El programa es para los alumnos que más han perdido
días y horas de clases".

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
En tanto que remarcó que el rol del "docente tutor es acompañar la trayectoria escolar de los alumnos, que perdieron días y horas de clases, para lo que resta del año" Pero además remarcó que la tarea de este "no reemplaza al docente que hace paro". Destacó que la Escuela de Verano se llevará adelante por cuarto año consecutivo a pedido de los padres de alumnos.



El ministro de Educación de Chaco, Francisco Romero consideró "imprescindible" situar al alumno en el centro de la agenda educativa, "a los alumnos y a sus familias, a sus trayectorias escolares y esfuerzos para que concurran a clases todos los días".


Al respecto, planteó: "A sus dificultades de aprendizaje. A sus avances y a las clases que no reciben. Al riesgo pedagógico que eso significa".



Por eso, destacó la propuesta del Ministerio del "docente tutor", que es para los alumnos que más han perdido días y horas de clases. "No reemplaza al docente que hace paro. No conculca sus derechos. Atiende el derecho social a la educación de niños y adolescentes, el que sí fue lesionado" aseguró.


Explicó que el "docente tutor" tendrá funciones en contraturno y los sábados, revisará los contenidos curriculares dados, las dificultades presentadas y reforzará los conocimientos y aprendizajes que necesita el alumno para culminar favorablemente el ciclo lectivo.



ESCUELA DE VERANO

Por otro lado, el ministro Romero señaló que otra propuesta pedagógica integral que tiene el Ministerio, es la Escuela de Verano, que llevará adelante por cuarto año consecutivo. Dijo que para el 2013 comenzará el 7 de enero y contendrá a 50 mil alumnos, niños y adolescentes, de 500 escuelas primarias y 340 secundarias en todo el Chaco, y que se desarrollará durante 35 días hábiles, porque "los problemas de aprendizaje de nuestros alumnos no se toman vacaciones y en los meses de enero y febrero se define, las más de las veces, quiénes pueden y quiénes no rendir bien las materias que se llevan, quiénes pueden o no promover el año, quiénes repiten, quiénes abandonan".




"Entonces el Estado no se puede tomar vacaciones y debe acompañar pedagógicamente cada una de esas trayectorias escolares en riesgo. En matemáticas, lengua y literatura, ciencias sociales y ciencias naturales en primaria. Además, en secundaria, se incorporan ciencias biológicas, físico química e inglés", manifestó el jefe de la cartera educativa.


Agregó: "Se trata de una propuesta pedagógica integral que concibe al alumno como el bien más preciado que tenemos que cuidar, formar y cuyos derechos debemos resguardar".


De este modo, expresó: "Más allá de algún grupo de padres, de una escuela, que ha puesto en cuestión la propuesta de la Escuela de Verano, la inmensa mayoría de los padres nos lo ha pedido y acompaña esta propuesta, así como también su cuarta edición".



"Pensar el Chaco en términos educativos, pensar en nuestros niños, adolescentes y jóvenes nos devuelve el sentido de la educación pública, democrática y popular, que lejos de desconocer la tarea de dignificación del rol docente, de sus condiciones laborales y salariales, recién justifica su pleno sentido cuándo nos preguntamos para quiénes y por qué abrazamos la docencia concebida como magisterio de la formación de conciencias emancipadas", reflexionó Romero para finalizar.