Viernes, 2 Noviembre, 2012 - 09:13

Graves inundaciones
Desastre en Luján: más de 400 evacuados y desagotan la Basílica con cinco bombas

La crecida del río Luján alcanzó los 5,12 metros.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Estiman que más de 120 vecinos fueron evacuados y otros 300 decidieron autoevacuarse debido a las inundaciones. Asimismo, aunque el agua entró en la cripta de la Basílica, aseguran que no comprometió el patrimonio religioso. "El agua nos entró de golpe ayer por la mañana, pero sabíamos
que venía la crecida y logramos llevar algunas cosas a la casa de mi
hermana, donde no se inunda", contó a la agencia Télam Sandra, mamá de dos hijas, que vive en el barrio La Loma -cerca de la autopista y a metros del río
Luján - y cuya casa quedó cubierta por el agua.
Asimismo,
la mujer relató que hay muchos vecinos que perdieron todo. "Ahora lo
que más necesitamos es que el río baje para poder reconstruir nuestra
casa", sostuvo.
Luján
, una de las personas evacuadas en el polideportivo municipal, afirmó:
"Perdí todo, yo vivía atrás de la ruta en el barrio La Loma con mis
suegros, mi marido y mi bebé, pero el lunes a la noche nos empezó a
entrar agua y terminó tapando la casa".
"Esta mañana los
bomberos pasaron con la lancha y nos obligaron a irnos, porque decían
que no era seguro para el bebé. Acá estamos bien, pero no queremos
volver a construir ahí por el temor de perder todo de nuevo. Le vamos a
pedir al intendente que nos consiga un poco de terreno en algún lugar
alto", detalló.
"Más de 120 vecinos de Luján fueron evacuados
por la crecida del río y otros 300 se autoevacuaron en las últimas
horas", precisó el intendente de Luján, Oscar Luciani, en diálogo con la
citada agencia.
Para socorrer a los vecinos que debieron dejar
sus casas por el avance del agua, el municipio dispuso tres centros de
evacuación en distintos puntos del distrito.
"Uno funciona en el
Centro de Integración Comunitaria del barrio San Fermín, otro en el
polideportivo municipal y el tercero en una escuela del barrio Olivera",
detalló el intendente.
El funcionario estimó además que "habría
otras 500 personas damnificadas por la crecida" a las que no hubo
necesidad de evacuar, ya que "hay mucha gente que tiene experiencia de
crecidas anteriores del río, por eso la evacuación y la autoevacuación
se dieron de forma ordenada, con la colaboración de los transportes del
municipio".
Luciani rescató que "muchos de los evacuados
lograron salvar sus pertenencias más importantes" y consideró que "el
río Luján mantiene un comportamiento muy extraño porque sube y baja
sistemáticamente tres centímetros, sosteniéndose en 5,12 metros".
"Si
bien el río ha crecido mucho, creo que lo que hace falta es un trabajo
completo de limpieza y dragado desde su origen hasta su desembocadura,
porque es muy extraño que se dé este fenómeno y que el agua no baje más
rápido", reflexionó.
El párroco rector de la Basílica de Luján,
José Gabriel Blanshud, aseguró este jueves que la inundación causada por
el desborde del río Luján "no afectó" a la iglesia y señaló que el agua que entró en la cripta "está siendo desagotada", sin comprometer el patrimonio religioso.
"Gracias
a Dios el agua no afectó hasta ahora a la Basílica y si bien anoche
tuvimos bastante agua en la cripta, tenemos cinco bombas trabajando para
desagotarla", puntualizó Blanshud.
El sacerdote sostuvo que "lo
que se inundó cerca de la basílica son las calles perimetrales" y
añadió que "tanto en el Descanso del Peregrino como en el Cabildo entró
bastante agua".
Fuente: Minutouno