Martes, 30 Octubre, 2012 - 17:05

Asesinaron a otro rapero y activista por la paz en Medellín

Otros siete cantantes pacifistas han muerto en los últimos dos
años.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El rapero Elíder Varela, más conocido como El Duke, fue asesinado el martes en un conflictivo barrio de Medellín (noroeste de Colombia), donde otros siete cantantes pacifistas han muerto en los últimos dos años, informaron voceros de la Policía y de una red de músicos locales.

La estrella del pop Juanes y Sergio Fajardo, gobernador del departamento de Antioquia, condenaron el homicidio de Varela, miembro de una campaña de artistas que busca alejar a los jóvenes del crimen organizado.

"Comuna 13, estoy con ustedes .. Lamentando profundamente el asesinato de Duke", escribió en su cuenta de Twitter Juanes, quien ha colaborado con esta campaña de activistas de su natal Medellín, capital de Antioquia.

La madrugada del martes, desconocidos dispararon contra Varela cuando caminaba por la comuna (barrio) 13, explicó a medios su esposa, Carol López.

El comandante de la Policía metropolitana de Medellín, Yesid Vásquez, dijo a la prensa que el cantante era respetado por todos los grupos criminales y narcotraficantes de ese barrio, uno de los más violentos y deprimidos de Medellín.

Sin embargo, Vásquez recordó que El Duke, de 31 años, había recibido amenazas de un hombre que hace un mes robó en la vivienda del rapero y que es considerado el principal sospechoso del crimen.

El rapero Jeihhco, otro conocido activista local, también rechazó que el homicidio se derive del pacifismo de las letras y actividades de El Duke.

"Este ataque no es algo concreto contra nuestro colectivo sino que se enmarca en la violencia que sufre Medellín. En los últimos dos años han sido asesinados ocho raperos pero también más de 1.000 jóvenes", señaló Jeihhco a la AFP vía telefónica.

"Era un hombre entregado al deseo de hacer buen hip hop. Su grito de batalla era en la 13 la violencia no nos vence", describió Jeihhco a El Duke, quien había participado en la creación de un festival de hip hop y era profesor en una escuela de ese estilo musical para niños.

La comuna 13, enclavada en las faldas de las montañas que rodean Medellín (400 kms al noroeste de Bogotá), ha sido escenario por años de la lucha entre pandillas por el control de la criminalidad local y de los narcotraficantes que pugnan por las rutas de exportación de droga a Estados Unidos y Europa.

Medellín vivió en los años 80 y 90 una enorme oleada de violencia derivada de las actividades del capo narcotraficante Pablo Escobar, muerto por la policía en 1993.

Fuente: Agencia NA.