Lunes, 29 Octubre, 2012 - 10:01

Proyecto Internacional
UNNE analiza impacto de commodity en la economía argentina

Participan
universidades de España y Chile. Analizan la "Enfermedad Holandesa", que afecta
a la economía local.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Junto a universidades de España y Chile, la
UNNE participa en una investigación internacional sobre "Enfermedad Holandesa", fenómeno económico que se produce cuando el alza del precio de una materia prima o commodity afecta a otros sectores de la economía local.

Se trata del proyecto de investigación "Comercio internacional, materias primas y enfermedad holandesa: estudios comparativos de Argentina, Chile y Noruega". Este fenómeno económico ocurre cuando la suba del precio de una materia prima o commodity aumenta considerablemente en el mercado internacional afectando a otros sectores de la economía local de un país.
La "enfermedad holandesa" remite a las dificultades experimentadas por la industria manufacturera en los Países Bajos, producto del proceso de apreciación cambiaria que tuvo lugar con posterioridad al descubrimiento y explotación de yacimientos hidrocarburíferos en aguas del Mar del Norte pertenecientes a dicho país, en la década del ´60.
En los últimos años se ha registrado un importante crecimiento de los precios de las materias primas tanto de los minerales, de los alimentos y de los productos energéticos, y se han alcanzado así niveles muy superiores a otros momentos de la historia.
"La soja es un caso ejemplificador de este síndrome en Argentina", explicó la profesora Alicia Carlino, investigadora de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNNE, a cargo del estudio en Argentina.
Agregó que en la actualidad, entre las causas estructurales de la subida de los precios de las materias primas se encuentran factores de demanda y de oferta. Entre los primeros destaca el crecimiento de la demanda de los nuevos países emergentes, en particular China e India.
El estudio es desarrollado por la
Universidad Nacional del Nordeste, la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de Santiago de Chile y el Centro de Estudios para América Latina (CEPAL).

Tiene por objetivo analizar la situación de Argentina y Chile en referencia a la posibilidad de caer en una situación de "enfermedad holandesa" en el marco de una comparación con Noruega, país que ha sabido establecer diversos instrumentos de política económica para evitar los efectos negativos que se derivan de la excesiva concentración del potencial exportador.
Los altos precios de los commodities producen una apreciación del tipo de cambio o valor de la moneda nacional y esto origina un incremento del precio relativo del resto de los bienes, lo que repercute en una menor competitividad de esos sectores. La industria y los servicios son los sectores más afectados, ya que ven incrementado sus costos, y a la vez las inversiones se orientan a los commodities en auge.
"La producción sojera en Argentina puede inducirnos a caer en el riesgo de enfermedad holandesa, ya que por su alto valor se ha extendido en exceso su cultivo perjudicando incluso a otros productos de carácter agrario" ejemplificó la investigadora de la UNNE y acotó que la soja desplaza otros cultivos de interés como el trigo, máiz, girasol, ganados.

Este efecto es también considerado como una consecuencia de la llamada "maldición de los recursos".
Chile es otro caso en estudio en virtud del alza sostenida del precio de su principal producto de exportación: el cobre. Muchas economías corren el riesgo de "estancarse" ante los altos ingresos que provienen de la exportación de estos productos, descuidando a los otros sectores de la economía.

"Justamente eso es lo que estamos investigando: ver cómo Argentina y Chile están respondiendo a la tendencia de auge de precios de algunos de sus recursos" explicó Carlino.
Argumentó que se hace una comparación con Noruega porque ese país es indicado como ejemplo de éxito en la gestión del riesgo de enfermedad holandesa, tras el cambio en su economía a causa del descubrimiento de yacimientos de petróleo y gas.
En el caso de Latinoamérica, el riesgo de enfermedad holandesa deriva no del descubrimiento de recursos, sino de la suba de precios de productos que ya se exportaban.


Sobre el proyecto de investigación, explicó que el estudio se inició en 2011 y ya se concretaron diversas actividades en conjunto con las demás universidades y la CEPAL, como ser dos seminarios realizados en Chile y España.

Por la UNNE participa la profesora Alicia Carlino junto a Moira Carrió, Lucas Ferrero y Matías Hisgen, quienes están a cargo de la selección y análisis de las estrategias implementadas en Argentina a la luz del auge de los commodities.
El estudio proyecta primero analizar la política de Noruega en profundidad, y tras ese análisis diagnosticar los riesgos en Argentina y Chile. Como fin del proyecto se evaluará las posibilidades y condiciones de transferencia del caso Noruego a las economías latinoamericanas.